28 julio 2011

GANADORES Y PERDEDORES RELATIVOS


 Elecciones en Santa Fe

Cuando el reloj marcaba las 22 horas del domingo 24 de julio y se llevaban escrutadas el 50% de las mesas, una transpiración fría surcaba las espaldas de los seguidores de Unión- Pro y del Frente Amplio Progresista. El cómico Miguel del Sel  aventajaba a Antonio Bonfatti por un poco más de dos puntos.
Los encuestadores, la casi totalidad de ellos, en otro de sus errores que ya son rutina, entreveían la posibilidad que el ascendente integrante de Midachi disputara el segundo lugar con Agustín Rossi.
Pero este había quedado muy rezagado y se mantenía al frente contra todos los pronósticos.
Recién cuando se escrutó  el 60% de los votos, la tranquilidad llegó al candidato de Binner y paradójicamente a Miguel del Sel. Al primero porque después de cuatro años de gobierno la derrota con un advenedizo era el epitafio político de Bonfatti y Binner. Y a del Sel, porque el triunfo era una catástrofe inimaginable, su objetivo  era concretar  una buena elección pero no ganar, para lo que no estaba preparado y carecía de equipos para asumir el gobierno.

ALGUNAS CIFRAS REVELADORAS  
En las internas realizadas en el mes de mayo votaron 1.563.768 ciudadanos, en las que el Frente Santa Fe para T odos  (El Frente para la Victoria en la provincia), con cuatro postulantes el 43% de los votos ( 677.600 personas) . El Frente Amplio Progresista con cuatro candidatos totalizó el 42% (650.677 personas). Unión-Pro a través de Miguel del Sel (único candidato) obtuvo el 15% ( 235.491 ciudadanos). Ahora pasemos a las elecciones del último domingo. Sólo se consideran los tres partidos mencionados. Votaron en total  1.673.609  personas, es decir, 109.841 más que en las internas. El ganador, Antonio Bonfatti obtuvo el 38,70 % de los votos sumando el apoyo de 674.239 ciudadanos, apenas un 3,62% más que la suma de todos los candidatos (4) que compitieron en las internas de su partido. Agustín Rossi que obtuvo el 22,20%, perdió en relación con la suma acumulada por los cuatro candidatos en su interna, un 175%, nada menos que 290.438 votos.
La totalidad de esos votos, cercanos al dúo Reutemann- Duhalde,  numéricamente se desplazaron hacia Miguel del Sel que aumentó su caudal con relación a las internas en un 160%.
El triunfo de Bonfatti se definió en las ciudades de Rosario y Santa Fe. En el interior sojero arrasó Unión-Pro donde las heridas que dejó la Resolución 125 están más presentes de lo que se esperaba.
El voto al cómico tuvo tres afluentes. El productor sojero, el del justicialismo antikichnerista, y el del “independiente” que desde su apoliticismo concede un hándicap a quien viene por afuera de la política. Agustín Rossi recibió el sufragio del kirchnerismo, que ha recuperado espacio con relación a la elección del 2009, pero que está lejísimo de lo que obtuvo Rafael Bielsa cuando se postuló a gobernador en el 2007, antes del conflicto del gobierno con las patronales del campo, cuando alcanzó el 38,8% de los votos. El justicialismo obtuvo en las dos últimas elecciones que ganó un 57,6% con Reutemann en 1999 y 43,1% en 2003 con Obeid.

GANADORES  Y PERDEDORES RELATIVOS   
El triunfo del Frente Amplio Progresista fue muy estrecho, y mucho más escaso si se considera las características de novato del contrincante que alcanzó el segundo puesto,  pero le permite seguir gobernando la provincia con un Congreso con mayoría opositora. Además con cierto deterioro pero que se puede superar en breve plazo, Hermes Binner sigue alentando su posibilidad lejana de aspirar a la Presidencia.
Miguel del Sel hizo una excelente elección que tiene mucho más ruido que nueces. No ganó intendencias, sus performance para cargos legislativos rondó el 13%.  Fue claro un voto a favor de su persona pero no de sus representantes, para manifestar su disconformidad con el gobierno provincial y nacional. Es posiblemente tan coyuntural en su magnitud como fue el voto en el 2009 a Francisco de Narváez en la Provincia de Buenos Aires y a Fernando Solanas en la Capital.
El Frente para la Victoria tuvo un más que mediocre desempeño para la gobernación, pero un notable desempeño para cargos legislativos y ejecutivos. Se quedó con 19 intendencias, las de Calchaquí, Cañada de Gómez, Casilda, Ceres, Esperanza, Frontera, Gálvez, Gran Baigorria, Las Parejas, Malabrigo, Rafaela, Rufino, San Carlos Centro, San Genaro, Sastre, Sunchales, Tostado, Venado Tuerto, Villa Gobernador Gálvez,  y mayoría en ambas cámaras. El oficialismo santafesino ganó en 21 intendencias.  María Eugenia Bielsa obtuvo 580.000 votos, cifra mucho más cercana a la obtenida por su partido en las internas.  Más allá de las virtudes y reconocimiento de la hermana del ex Canciller y del ex director técnico de las selecciones de Argentina y Chile, la lista conformada por las distintas vertientes que integraron las listas legislativas impedía hacer la diferenciación sin ir contra los propios intereses.
La boleta única facilita mucho más lo que antes se conocía como “el corte de boletas.”
Agustín Rossi es un excelente cuadro político que puso la cara y el cuerpo en los momentos más difíciles de la disputa por la 125. Fue elegido democráticamente en las internas de mayo. Políticamente hubiera sido más adecuado haberlo reservado para un ministerio u otro cargo de envergadura y llevar como candidato a gobernador a alguien no tan expuesto a recibir la repulsa activa de la Santa Fe sojera.
La presidenta también cometió errores en sus varias visitas a Santa Fe. En lugar de hacer un elogio a las autonomías provinciales y al trabajo mancomunado trasmitió la imagen de que los gobernadores del mismo alineamiento político son meros delegados del gobierno nacional.           
Uno de los ganadores claros, Mauricio Macri, propulsor del integrante de Midachi, no tiene referente presidencial y apostará lo ganado,  hasta ahora limitado al ámbito capitalino, al lejano 2015. Eduardo Duhalde que apoyó decididamente al cómico santafesino, es un ganador parcial que abona el terreno para una alianza cercana o más diferida, pero casi inexorable, entre la estructura del peronismo federal y el macrismo.
Es significativo señalar que Miguel del Sel realizó una excelente elección en sectores populares como el Gran Rosario. El politólogo Marcelo Leiras sostiene al respecto: “El electorado parece estar demandando algo que las organizaciones partidarias no pueden dar”.  Imaginemos una situación artística con cierto correlato con lo que sucedió políticamente. Miguel del Sel es reemplazado en Midachi por Agustín Rossi que previamente declara que no sabe nada de actuación,  que le desagrada el humor que hace el trío, y que los artistas están alejados de lo que siente el público. Terminada la función, el éxito de Rossi es arrasador. Nadie se acordó del titular y los principales medios señalan que es una estrella ascendente y sorpresiva en el mundo artístico.
Todo esto produciría un gran desconcierto en los críticos, malestar en Miguel del Sel y estupefacción en Dady Brieva y el Chino Volpato, los otros componentes del trío.           
Como se ve todo debe tomarse relativamente. El ganador lo hizo por escaso margen y tiene minorías en las cámaras. El tercero y evidente perdedor, el Frente para la Victoria, obtuvo la mayoría en ambas Cámaras. Y la increíble sorpresa del Midachi, es casi exclusivamente un apoyo hacia su persona obteniendo una más que precaria representación.
Una votación compleja con ganadores y perdedores relativos.
26-07-2011
POSDATA: A 48 horas de concluir la campaña por el balotaje en la Capital, todo indica que difícilmente y en el mejor de los escenarios Daniel Filmus supere el 35%. Las tres semanas que separaban los dos eventos electorales,  se despilfarraron, a la defensiva, por parte del Frente para la Victoria. En la primera con la nota equivocada e inoportuna de Fito Páez. La segunda semana transcurrió con la autocrítica de Carta Abierta, muy interesante como debate pero provista de una enorme ingenuidad política. Las mismas críticas, considerando que se las hacía públicas por Internet, se podían haber realizado con adjetivos menos rotundos, explosivos y en algunos casos hasta equivocados. Se volvió a insistir con la realización del debate, hábilmente escamoteado por la asesoría de Durán Barba. En cambio en la campaña sucia detectada, se lo vio tocado y nervioso al publicista ecuatoriano. Parece que en este caso la acusación está bien fundamentada, pero los antecedentes del gobierno en otras denuncias infundadas disminuyen la eficacia de la actual.   
La tercera y última semana transcurre silenciosa, sin mayores variantes, y tapada por las campañas publicitarias de todos los partidos,  para las ahora decisivas elecciones internas nacionales del 14 de agosto.
 La reversión del resultado  de la primera vuelta es una empresa prácticamente imposible. Sólo se aspira a una derrota que vuelva más decoroso el resultado de la primera vuelta. El pronóstico está lejos de ser alentador. 



TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. HUGO PRESMAN. PARA PUBLICAR CITAR FUENTE.    
                                               

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada