17 mayo 2011

DE JUNIO A MAYO

    COINCIDENCIAS Y FUTURO





En el conurbano profundo, en José C Paz, la presidenta Cristina Fernández desarrolló un discurso con su habitual solvencia expositiva, con aristas claras de determinar quién tiene el ejercicio del gobierno, delimitando el territorio y alertando sobre las presiones exteriorizadas en los paros sorpresivos intempestivos y en los cortes de calles y rutas como primer recurso. Incluso puso un interrogante sobre su candidatura presidencial. Un discurso pensado con absoluta precisión que como es ya rutinario, parece que es improvisado cuando solamente no es leído.

EL ESCENARIO
La muerte de Néstor Kirchner produjo un efecto impensado, afectando en los meses transcurridos en forma profunda a la oposición, nucleada en el odio al ex presidente. Al morir el santacruceño dejo sin amalgama y argumentos a la oposición que se precipitó en una pendiente de impotencia.
Para Cristina Fernández, la muerte de su esposo potenció su figura. La dignidad con la que sobrelleva la muerte de su compañero de toda la vida, la disminución de los decibeles oratorios, permitió una recuperación de franjas medias que disminuyeron su crispación opositora e incluso empezaron a reconsiderar la figura de Néstor Kirchner y a mirar con ojos más comprensivos a la presidenta. Incluso periodistas y políticos opositores que hacen gárgaras con palabras como república y respeto a las instituciones y que no vacilaban de referirse al poder ejecutivo como “matrimonio presidencial” o mencionar a la relación denominando a Kirchner como “el jefe de la jefa de estado”, se encontraron que debían limpiar su escarpelo de análisis y reemplazar los lugares comunes por otros menos afectados por la obsolescencia.
La muerte de Néstor Kirchner permitió que aflorara una corriente subterránea de militancia juvenil que ya se había manifestado durante la lucha por la sanción de la ley de medios y los festejos del bicentenario. Retrospectivamente puede observarse que la derrota del conflicto del gobierno con las patronales del campo, le costó, por un lado, el fracaso electoral del 2009; pero por el otro afianzó un núcleo duro que fue creciendo con el entusiasmo que provocaba en muchos sectores leyes como la de medios audiovisuales, la estatización de las AFJP, la asignación universal por hijo, el matrimonio igualitario, el manejo de la crisis mundial en el 2008/ 2009. Junto a ello, la batalla cultural librada desde el programa 6-7-8, a través de Víctor Hugo Morales y su prédica desde territorio hostil como es Radio Continental; distintos medios gráficos que fueron surgiendo, otros medios de menor alcance pero  muy combativos como Radio Cooperativa y el mundo de la blogosfera, fue inclinando la cancha a favor del gobierno.
En este escenario, mientras el gobierno asciende en la consideración pública, la oposición manifiesta su impotencia y varios de los candidatos fogoneados por los medios hegemónicos y los sectores económicos concentrados se bajan del escenario o buscan trofeos menores.
El haberse despejado el escenario electoral con vistas al 23 de octubre, hizo aflorar las disputas internas en el campo del gobierno y la imposibilidad  de competir con Cristina Fernández llevó a algunos de los considerados presidenciables a invernar sus aspiraciones a la espera de volver a la carga a partir de la cero hora del 10 de diciembre. Otros, intentan presionar por lugares preferenciales en las listas electivas.  En ese clima se inserta el discurso de la Presidenta en José C. Paz, con referencias  claras aunque implícitas a sectores sindicales  opositores y a otros favorables como el secretario general de la CGT Hugo Moyano: “También quiero decirles que luchamos contra la explotación pero que no tenemos tampoco que permitir que surja otro fenómeno que es el de la extorsión, yo no quiero ni explotación ni extorsión en la República Argentina, ni de un lado ni del otro, yo quiero vivir en una sociedad más racional. Déjenme decirles lo que siento como Presidenta de todos los argentinos cuando por allí veo que precisamente desde los sectores que mejor están, que tienen buenos trabajos, que han logrado buenos salarios, por allí sus dirigentes nos someten a prácticas que les hacen mal a ellos mismos y no se dan cuenta que en definitiva terminan desprestigiando el movimiento sindical, que es importante mantenerlo unido y organizado en el país.”
Es preciso señalar que hay una alianza estratégica entre el gobierno y la CGT cuya fractura sería muy nociva para ambas partes. La ausencia de Néstor Kirchner se hace sentir. El ex presidente dirimía los conflictos internos detrás del escenario, disciplinando  a sus seguidores. En las filas oficialistas hay una contradicción sobre su figura: mientras se la eleva a nivel de mito se omite o se minimiza el vacío de su ausencia. Sólo las falencias de una oposición impresentable han permitido disimular la magnitud de la ausencia.
Finalmente, será importante, por otra parte,  que oficalismo no celebre anticipadamente antes que se abran las urnas.  

COINCIDENCIAS 

El discurso de la presidenta tiene reminiscencias del pronunciado por Juan Domingo Perón el 12 de junio de 1974, aquel que pasó a la historia por ser el último del general y por la frase que lo identifica: Yo llevo en mis oídos la más maravillosa música que, para mí, es la palabra del pueblo argentino.”

Dijo Cristina Fernández el 12 de mayo del 2011: “Siempre me van a tener del lado de los trabajadores. Este es un gobierno que quiere que siga mejorando el poder adquisitivo de los trabajadores. No podemos ser rehenes de aquellos que por ser de una determinada actividad puede perjudicar a toda la sociedad…No quiero ni explotación ni extorsión en la Argentina ni de un lado ni en otro…. Y vamos a seguir luchando contra la explotación, vamos a seguir demandando que aquellos sectores de la economía, que aquellos sectores empresariales que tienen rentabilidad también mejoren las condiciones salariales y laborales de nuestros trabajadores, porque está en nuestro ADN histórico, no de ahora, de cuando éramos muy jóvenes y peleábamos por una patria para todos los argentinos junto a millones de otros jóvenes.”

Expresó Perón el 12 de junio de 1974: “  Yo vine al país para lanzar un proceso de liberación nacional y no para consolidar la dependencia…..Como ustedes saben, nosotros propiciamos que el acuerdo entre los trabajadores, los empresarios y el Estado, sirva de base para la política económica y social de nuestro gobierno……..Todos los que lo firmaron en dos oportunidades ese acuerdo, sabían también que iban a ceder una parte de sus pretensiones, como contribución al proceso de la liberación nacional. Sin embargo, a pocos meses de asumir ese compromiso clave para el país, pareciera que algunos firmantes de la Gran Paritaria están empeñados en no cumplir con el acuerdo, y desean arrastrar al conjunto a que haga lo mismo. Yo califico a quienes están en esa posición, como minorías irresponsables y los acuso de sabotear la Reconstrucción Nacional

Dijo Cristina Fernández el 12 de mayo del 2011: “Por eso quiero hablar con sinceridad, porque estoy cansada de las hipocresías, estoy cansada de los que dicen ayudar y vivan el nombre de Cristina y al otro día hacen exactamente todo lo contrario para que esto tenga problemas o se derrumbe……No me muero por ser presidenta”
Expresó Perón el 12 de junio de 1974: “Ya pasaron los días de exclamar "la vida por Perón", vivimos momentos en que es indispensable demostrar en hechos sinceros y fehacientes, que estamos dispuestos a servir al objetivo común de todos los argentinos, realizado en paz con un trabajo honrado y permanente, a la vez que neutralizando la acción de los enemigos de la patria, de afuera o de adentro, empeñados en impedir su reconstrucción y su liberación.”

Dijo Cristina Fernández el 12 de mayo del 2011: Quiero decirles que estoy haciendo un inmenso esfuerzo personal y hasta físico para seguir adelante y en todo caso si hay algunos que creen que puede ser mejor otro modelo, que creen que han tenido o tienen tanto poder para torcer voluntades, para que este modelo sea desprestigiado, quiero decirles que conmigo no van a contar.”
Expresó Perón el 12 de junio de 1974: “Cuando acepté gobernar, lo hice pensando en que podría ser útil al país, aunque ello me implicaba un gran sacrificio personal. Pero si llego a percibir el menor indicio que haga inútil ese sacrificio, no titubearé un instante en dejar este lugar a quienes lo puedan llenar con mejores probabilidades. Con esto hago un llamado a todos los que anhelan la paz y la tranquilidad, como a los que comprometieron su responsabilidad al elegirme para presidir el Gobierno. Nadie podría entonces llamarse a engaño sobre lo que yo quería, porque en numerosas oportunidades vine anunciando mis intenciones y deseos en actos públicos en la patria, como en comunicaciones desde el exilio, que también tuvieron estado público. Si me eligieron, imagino que las apoyaban y coparticipaban, como consecuencia, en la responsabilidad de realizarlo. Sin el apoyo masivo de los que me eligieron y la complacencia de los que no lo hicieron, pero luego evidenciaron una gran comprensión y sentido de responsabilidad, no sólo no deseo seguir gobernando, sino que soy partidario que lo hagan los que puedan hacerlo mejor.”

Dijo Cristina Fernández el 12 de mayo del 2011: “Por eso quiero terminar agradeciéndoles a todos de corazón estos años de cariño, de afecto, de amor, porque nunca los voy a olvidar”


Expresó Perón el 12 de junio de 1974: Compañeros: esta concentración popular me da el respaldo y la contestación a cuanto dije esta mañana. Por eso deseo agradecerles la molestia que se han tomado de llegar hasta esta Plaza. Llevaré grabado en mi retina este maravilloso espectáculo, en que el pueblo trabajador de la ciudad y de la provincia de Buenos Aires, me trae el mensaje que yo necesito.”
Perón avizoraba el problema de sucesión que empezaba a desarrollarse alrededor de sus múltiples dolencias, similar, aunque por otros motivos a los que deberá afrontar Cristina Fernández si finalmente se presenta, triunfa y asume el 10 de diciembre. Decía Perón: “A todo ello se suma la fiebre de la sucesión, de los que no comprenden que el único sucesor de Perón será el pueblo argentino que, en último análisis, será quien deba decidir.”

FUTURO
El escenario, por el momento se presenta despejado. La ausencia de una oposición competitiva electoralmente, traslada los conflictos al interior de las fuerzas que apoyan a Cristina Fernández.
Es posible que hacia fin de año la actual situación económica caracterizada por un boom de consumo manifieste cierto grado de fatiga. El actual esquema económico que tal vez con ligereza se denomina modelo, necesitará refuerzos importantes. La profundización es tan imprescindible como para un ciclista pedalear para no  terminar cayéndose.
Hay un excelente piso para seguir caminando hacia un mejor futuro, siempre y cuando el tiempo los halagos y la fatiga no terminen invitando a la plancha.


 15-05-2011

TODOS LOS LOS DERECHOS RESERVADOS . Hugo Presman.  Para publicar citar la fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada