27 julio 2015

Rodando por Callao



                                          
          

Juan sufrió un ACV el 31 de diciembre del 2014

Ayer salió del coma. Sus amigos le dejaron los diarios de los casi últimos siete meses. Hoy los empezó a leer. Tomó “Clarín”  22-07-2015: Título: “Cristina aplaudió de pie a Scioli”
Recordó las veces que fue denostado, vituperado, ninguneado, despreciado. Rememoró que se especulaba que Cristina iba a apostar a perder con Macri para volver en el 2019 o que iba a perder con las botas puestas con un candidato  de su preferencia.


 Luego tomó “Página 12” de ayer 21 de julio: hablaba del viaje de Scioli a Cuba con el título “Nuestro hombre en la Habana”; y se acordó de las posiciones muy críticas de los principales columnistas del diario con el motonauta.
Leyó los últimos discursos de Scioli de un tenor casi, casi a la izquierda de Néstor Kirchner y Cristina Fernández. Pensó que le estaban tomando el pelo.
Más adelante pudo leer que Federico Pinedo preguntado sobre como negociaría el PRO con los fondos buitres de ser el próximo gobierno, contestó: “Discutiríamos el pago como lo hace Kiciloff”
Encendió el televisor y vio como Laura Alonso le negaba al periodista Fernando González que Macri  hubiera sostenido alguna vez que quería la privatización de YPF, de Aerolíneas, del Anses; y como luego de que le pusieron el video donde aquel afirmaba todo eso, con el mejor rostro de piedra comentó que los bigotes no le quedaban bien a Maurí quién ahora ¡está divino!
Buscó por Internet lo que había dicho Macri después del susto que se llevó en el balotaje de su pollo Horacio Rodríguez Larreta con Martín Lousteau. Lo vio desencajado afirmando ahora lo contrario de lo que había dicho siempre. Casi, casi un discurso kirchnerista.
Teniendo en cuenta que el voto de la Recoleta y de aquellos votantes de la izquierda trotskista que obedecieron a sus jefes impidió que hoy sea un cadáver político, no sería descabellado pensar que el nuevo Macri propondrá una estatua de León Trotsky en la Recoleta. El humorista Adrián Stoppelman lo sintetiza: “La Recoleta es la Matanza de Macri”.

  
Antes que  pueda concretar otros virajes insólitos, el poder económico o el propio Macri, siempre es difícil discernir en una simbiosis tan estrecha, acudió a los servicios de una vidente ecuatoriana para que lo libere de un presunto “trabajo”. Mauricio declaró: “Me ayudó a conocerme a mí mismo más, a liberar energías, la verdad que la armonización me hizo mucho bien”
Algunos malintencionados y otros entusiasmados ante esta reconversión meteórica del ex jefe de gobierno de la CABA, sostienen que no tardará mucho en proclamar “que siempre fue hincha de River, cosa que nunca ocultó”   
Esta presunta exageración parece cada vez más posible cuando Durán Barba, el asesor del PRO comparó a Macri con el expresidente de Venezuela Hugo Chávez y los mandatarios de Ecuador, Rafael Correa, y de Bolivia, Evo Morales. "Son iguales, porque representan el antisistema. Ellos demostraron que los cambios no se hacen con las viejas estructuras partidarias", concluyó.  (Ámbito Financiero 26-07-2015).
El cambio abrupto en el discurso de Macri es un festín para los humoristas Daniel Paz y Rudy. En uno se lo ve a Durán Barba que le está dictando al candidato presidencial el nuevo relato y le dice: “Acordate, vos no dejaste el gobierno de la ciudad…pasaste a la clandestinidad” En el otro un señor le apunta a Macri: “Aerolíneas tiene que estar en manos del Estado….Las jubilaciones e YPF, también en manos del Estado. A lo que Macri acota: “Eso sí, el Estado debería estar en manos privadas”    
Lo leyó luego a Sergio Massa que abandonó hace rato su slogan de “El justo medio”, para desplazarse en su tema favorito, la inseguridad, por la derecha de Macri: cárceles, penas a cumplir íntegramente, cámaras, policías comunales. Su discurso se reduce a una media docena de slogans como “Reemplacemos el miedo por la seguridad.” Vio que casi todos los intendentes bonaerenses del conurbano que pasaron a sus filas después del 2013, volvieron al kirchnerismo, como si nunca se hubieran ido.
Revolvió los diarios y empezó a mirar los de enero. Se enteró que el fiscal Nisman volvió apresuradamente de sus vacaciones, hizo una denuncia endeble que complicó gravemente a la Presidenta y su canciller y tres días después apareció muerto.
Un mes después se hizo una gigantesca marcha bajo la lluvia acusando a la Presidenta de haber instigado su asesinato. Pero la justicia desechó en todas las instancias la denuncia y Memoria Nisman se redujo en los meses siguientes a una reunión íntima en el Templo Libertad.
El gobierno avanza con la ley de subrogancias y el establishment responde agrupándose con el juez Cabral, el subrogante permanente.

 Juan perplejo lee que Mirta Legrand acusa a Cristina Fernandez de dictadora y que una encuesta de Giaccobbe & Asociados para la Revista Noticias y publicado también en el diario La Nación, Jorge Lanata aparece entre los primeros 10 personajes más honestos de la historia de la humanidad. Así Lanata es más honesto que Jesús (puesto 71); Mariano Moreno (17), Martín Miguel de Güemes (55), Leandro N. Alem (67) y Ernesto "Che" Guevara (64). Tan brutal es esta publicación que nuestro top ten televisivo está por encima de Mahatma Gandhi (15), Nelson Mandela (18), Juan Pablo II (43), Martin Luther King (46). Juan se alegra de haber sobrevivido y poder ser contemporáneo de un personaje tan notable de toda la historia de la humanidad.
Le cuesta a Juan seguir el hilo de los acontecimientos. En quince días el electorado de la Capital pasa de que el macrismo gane en todas las comunas a perder nueve de ellas en el balotaje, en manos de Lousteau del mismo espacio político. Pero a pesar de ello, el ex Ministro de Economía afirma que en las Paso votará a Ernesto Sanz pero si gana Macri en las presidenciales elegirá a Margarita Stolbizer que no integra el acuerdo CAMBIEMOS del que Lousteau si forma parte.
Muchas cosas han pasado en estos seis meses para la comprensión de Juan que siente enloquecer.
Suponiendo que el desaguisado es un problema nacional busca las noticias internacionales. Lee asombrado: “Después de 54 años Cuba abre su embajada en Washington y EE.UU la suya en la Habana”. Los ojos se le salen de las orbitas “EE.UU y otros países importantes europeos firman un acuerdo nuclear con Irán” Tira unos cuantos diarios pero retiene el del 5 de julio: Grecia: en el referéndum griego convocado por Alexis Psipras se alcanza el 61% a favor del NO al ajuste.” Por fin una noticia sensata suspira. Pero cuando agarra el diario del 7 de julio se informa que Psipras acepta un poderoso e incumplible  plan de ajuste  que deja en un fideicomiso de garantía todas las empresas públicas y si no alcanza para garantizar el plan de rescate se privatizarán varias islas.
Juan empieza a informarse sobre lo que pasa en América Latina. Dilma y Lula contra las cuerdas y los dos principales empresarios de la construcción presos. Correa en Ecuador retrocede por los disturbios que provoca el establishment ante un proyecto de ley que grava las herencias y en Venezuela todo sigue como cuando tuvo el ACV.  Al lado de todo esto, el viaje del Papa Peronista a Latinoamérica reúne multitudes, al punto que ateos se convierten al catolicismo y los agnósticos dudan más que antes.  Perón debe sonreír socarronamente pensando: “Les decía que todos éramos peronistas Ahora hasta lo es el Vaticano. Pronto dirán, quitándome la paternidad, que el primer peronista fue Jesús” 
Cuando empieza a gritar desesperado por haber aterrizado en un escenario incomprensible, llegan unos amigos que siguiendo los consejos médicos le recuerdan algunas cosas que no han cambiado:

 Carrió sigue delirando y no se priva  de sus pronósticos apocalípticos. Ahora entre otros exabruptos dice como Mirta: “Yo soy antikirchnerista, para mí esto es una dictadura”. En su lenguaje “conciliador” afirma que Scioli es un imbécil y Zannini “un stalinista que viene por el holodomor (el holocausto ucraniano donde se persiguió a campesinos y se los mató de hambre)
Mientras, los gurúes económicos siguen haciendo pronósticos infaliblemente erróneos; la Presidenta, uno o dos veces por semana usa la cadena para la comunicación directa; el INDEC sigue con sus índices cercanos a la literatura fantástica, y el círculo rojo está intentando concretar una nueva corrida cambiaria
Juan se empieza a tranquilizar. Siempre lo conocido es un madero donde la cordura intenta situarse. 

 Pero un temor nuevo lo asalta: ¿Sigue la tierra girando alrededor del sol o ahora el sol gira alrededor de la tierra? En estos casi siete meses, ¿no han derogado la ley de la gravedad?  Si tiro algo                ¿realmente cae al suelo o se adhiere al techo? Los amigos lo tranquilizan. Juan quiere comprobar que aún conserva algo de la razón y pide escuchar Balada para un Loco. Sabe o tal vez intuye que la realidad es mucho más dura pero menos poética que la letra de  Horacio Ferrer. Pero siente que la canción interpreta lo que hoy siente ante todo lo que ha visto, leído y escuchado las últimas 24 horas después de más de un semestre inconsciente. Empieza a escuchar:
                                     Ya sé que estoy píantao, piantao, piantao,/
                              No ves que va la luna rodando por Callao 
26-07-2015




Imprimir
Imprimir el artículo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada