19 febrero 2017

Escándalos y política*

                                                                 Por Mario Wainfeld
De sospechas de corrupción hablamos y no queremos recaer en el doble standard tan clásico en estos casos. Las denuncias o indicios de corrupción deben ser investigados y rige en materia penal la presunción de inocencia. La valoración política va por otro carril, más veloz y menos garantista.
El Gobierno encarcela a sus adversarios políticos sin condena (Milagro Sala) o asedia a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, buscando mandarla a prisión para proscribirla. Moviliza a los jueces y fiscales aliados, lo justifica en declaraciones públicas. La diputada Margarita Stolbizer (opositora intermitente) clama para que se impida a Cristina ser candidata. Se indigna contra la dupla Macri- Aguad pero no les aplica la misma vara. Ni hablar de la cohorte de los medios dominantes que se conduelen un cachito por el affaire postal pero sin exigir traje a rayas para nadie. En esta contingencia la conducta, las palabras, las amenazas son bien distintas.
Llegado a este punto, este cronista se ve obligado a repetir lo que ha escrito en tantas ocasiones. La corrupción no es, casi por definición, lo más importante o grave que cometen los Gobiernos: son sus políticas públicas. Nada de eso obsta a pesquisar, juzgar y condenar si hay elementos, encarcelar si hay condenas firmes y de porte.
Lo peor de las privatizaciones menemistas, incluyendo su nave insignia YPF, no fueron las dádivas que posiblemente adornaron varias. Fue la entrega del patrimonio nacional, la devastación de las ciudades y pueblos petroleros, la ruptura del tejido social, los millones de despidos.
La mega deuda externa contraída por la Alianza seguramente fue premiada con retornos (algunos con cobertura legal, pagadas por los bancos prestamistas), tanto como la Reforma Laboral. Las decisiones damnificaron más a la Argentina y a su pueblo que las dádivas. Ambas constituyen la herencia, en magnitudes muy diferentes
En paralelo, es incorrecto, como recurso polémico, excusar los actos corruptos o sospechosos de una facción política porque sus rivales incurrieron en otros. Es, entonces, equivocado, comparar cuánta plata revoleó en el monasterio el ex Secretario de Obras Públicas José López con hipotética cifra mayor del acuerdo del Correo. Primero porque nada comprueba que ese dinero sea todo lo que se apropió o manejó delictivamente López. Y segundo, porque no hay un empate soportable en esas acciones. Todas son cuestionables, todas deben ser analizadas y llevadas a los Tribunales. La inconducta ajena no amnistía a nadie.
- - -
El ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad, debe ser investigado, abriéndose los correspondientes expedientes judiciales. Debe pesquisarse si la eventual responsabilidad trepa en la escala jerárquica. Para Aguad u otros funcionarios, de mayor o menor rango, rige la presunción de inocencia. No es sensato que se los encarcele sin condena firme. 
La mala praxis de gestión no equivale al dolo penal, de interpretación más estricta. 
El macrismo y sus aliados mediáticos ignoran ese principio democrático básico lo que no habilita a extendérselo… siempre es repudiable comerse al caníbal.
Si se probase que medió mala fe y delito, sería punible previo proceso legal. Pero no constituiría el peor legado del macrismo. Lo son sus medidas devastadoras, que ponen en riesgo el patrimonio nacional, conquistas sociales de décadas. También el desbaratamiento de parte del aparato productivo y la redistribución regresiva del ingreso, el poder y los bienes simbólicos. No se adecuaría a derecho judicializar penalmente esas políticas.
Con su proverbial agudeza, Eugenio Raúl Zaffaroni lo escribió en un artículo titulado “Gobernabilidad y judicialización de la política” publicado en el portal “La Tecl@ Eñe”: “No sé si (el presidente Mauricio)  Macri tiene algo que interese penalmente en los papeles –o papelones– de Panamá, en la condonación de deudas a parientes o en otras conductas, pero cuando esto pase, lo que no debemos hacer es intentar procesar a Macri por haber suprimido las retenciones o por abrir la importación, usando el mismo delito de administración infiel; tampoco considerar que todo su gobierno fue una asociación ilícita usando el mismo artículo inconstitucional; y no deseo en lo más mínimo que alguien esgrima el desopilante disparate de la traición a la Patria por sus actitudes respecto de Malvinas o por la astronómica deuda externa”. (…) Hoy Macri gobierna –pésimamente pero gobierna–, y su conducción tiene valor como tal. Si abusando (o aprovechándose) del poder cometiese delitos, sería algo por entero diferente, pero sus actos políticos como tales no pueden ser criminalizados, porque serrucharíamos la rama sobre la que estamos todos sentados, que es precisamente lo que hace el gobierno al penalizar arbitrariamente la política (cambiaria, internacional, de vivienda, etcétera).Una visión criteriosa que rema contracorriente, sin perder un ápice de validez.
*Página 12 12-02-2017

18 febrero 2017

LOS HUMORISTAS EN CRISIS(1)

Las más de 50 empresas off-shore del grupo Macri, y las políticas generales de Mauricio que es  Macri, lo convierten en los hechos, en un presidente off-shore, cuyos accionistas son el poder económico y EE.UU. El escritor Jorge Asis se refiere a “La Argentina SOCMA, de las sociedades Macri
Entre la campaña electoral y sus promesas, y las realizaciones después de un año, caben en una frase de Groucho Marx:  “El secreto de la vida es la honestidad y el juego limpio, si puedes simular eso, lo has conseguido.”  Claro que el tiempo desnuda la verdad como decía Abraham Lincoln: “Se puede mentir a pocos mucho tiempo, se puede mentir a muchos, poco tiempo, pero no se puede mentir a todos, todo el tiempo” 
Atosigados de libros de autoayuda y bajo la inspiración del licenciado Alejandro Rozichner, se sostiene la presunta filosofía del optimismo y se denuesta el pensamiento crítico. Textualmente afirmó el jefe de gabinete Marcos Peña: “ Hace rato en Argentina se piensa que ser crítico es ser inteligente. Nosotros creemos que ser entusiasta y optimista es ser inteligente. Y que el pensamiento crítico llevado al extremo ha hecho mucho daño”.
En esa línea, el presidente del Banco Central Federico Sturzenegger, expresó en junio del 2016, en medio de los despidos y el tarifazo, incursionando en el humor grotesco  “que los argentinos ya éramos mucho más felices”
Toda la filosofía y la ciencia basada en el pensamiento crítico es incinerada, inspirada en Dale Carnegie, Paulo Coelho, Stephen R. Covey, Malcolm Gladwell, Tony RobbinsDeepak Chopra, Louise Hay, Randy Pauch, Mario Puig, Eduardo Punset, entre otros, que se auto ayudan aprovechando la ingenuidad  de sus lectores. Por eso no es de extrañar que la ciencia y la tecnología bajo CAMBIEMOS, se la recorten y subestimen, ante la complicidad del Ministro de Área, el humorista Lino Barañao, que en su tarjeta de fin de año escribió: “En el 2017 seguiremos trabajando juntos para que el conocimiento científico sea el sostén del desarrollo económico y la inclusión social” Es el mismo Ministro que justificó los recortes porque en el país hay 32% de pobres. Mahatma Gandhi, el  héroe de la no violencia y la independencia de la India, un protagonista de  muchísima mayor envergadura que el pequeño Ministro que se sucedió a si mismo, sostenía: “La India es demasiado pobre para no invertir en educación y ciencia”
Si nos detenemos en la seguridad, la polifacética Ministra Patricia Bullrich nos tranquiliza cuando con relación a la muerte del fiscal Nisman afirma: “Yo no lo puedo decir, porque llegué tarde. Estaba mirando una serie que se llama “Tirador”, en donde hay una escena en que la mafia rusa agarra una persona, la sienta en una silla, le pone unos aparatos especiales, le pone una pistola así y de golpe una persona totalmente cubierta tira un piolín y lo hace suicidar.  Yo no lo puedo decir pero es impresionante”
Si pasamos al Ministro de Educación Esteban Bullrich quien  ante un foro de empresarios expresó que no se considera Ministro sino un “Gerente de Recursos Humanos”, y que compara su gestión como algo  equivalente a  “la campaña del desierto”
Si nos detenemos en el Ministro de Cultura Pablo Avelluto, un talentoso humorista desaprovechado, quien afirmó que CAMBIEMOS “es heredero de los sesenta, los Beatles y el Che”. Aunque  resulte increíble, es el mismo que confesó que “su golpe preferido es la Revolución Libertadora”
El renunciante Ministro Alfonso Prat Gay, es una baja importante en el mejor equipo de los últimos cincuenta años. Sus frases dejaron merecidas marcas en el primer año de gobierno, aunque para él fue el único: “Cada 10 años nos dejamos cooptar por un caudillo que viene del norte, del sur, no importa de dónde viene, pero de provincias de muy pocos habitantes, con un currículum prácticamente desconocido. No vaya a ser que en 2020 estemos hablando fulano de tal, que vino, no sé, de Santiago del Estero, que no lo conocíamos, apareció de la nada y resulta que se quedó con todo el poder". "El dólar va a estar más cerca de los $9,50 si hacemos las cosas bien, más cerca de $16 si hacemos las cosas mal". Los aumentos de tarifas de luz y gas son dos pizzas o dos taxis". “No vamos a dejar la grasa militante, vamos a contratar gente idónea y eliminar ñoquis". “Cada sindicato sabrá dónde le aprieta el zapato y hasta qué punto puede arriesgar salarios a cambio de empleos” Prepotente con los sindicalistas, genuflexo ante los empresarios españoles a quienes les dijo en un foro en Madrid: “Quiero pedir disculpas por los últimos años. Sé de los abusos que han sufrido los capitales españoles y les agradezco la paciencia”. Se comenta que transporta un ego tan poderoso que podría hacer suya una frase de Woody Allen: “Dios ha muerto, Nietzsche ha muerto y yo no gozo de buena salud”
El Ministro de Energía, Juan José Aranguren, pasará a la historia, más que por sus continuos desaciertos, la incompatibilidad entre su cargo y los intereses que representa, por una frase que hará historia: “Tengo que cumplir con lo establecido en una planilla de Excel”.
El renunciado ex  Presidente del Banco Nación Carlos Melconián  aportó oportunamente su sentido del humor: “Como muchos argentinos, tengo dinero guardado en el exterior. Por supuesto que voy a traer parte de mi dinero, y parte quedará afuera para mis hijos”.  Como se ve a este cruzado del ajuste se lo podrá criticar como funcionario pero nunca como padre.
Su reemplazante, Javier González Fraga exhibiendo un humor ácido increpó a los trabajadores con aquello de:  “Durante doce años le hiciste creer a un empleado medio que su sueldo servía para comprar celulares, plasmas, autos, motos e irse al exterior”.
Gabriela Michetti exhibe un sentido del humor en la misma línea como Vicepresidenta,  y entre  papelón y papelón  presidiendo el Senado,  declaró :“Los más difícil para nosotros es atravesar el momento en el cual salís del populismo y salís de la fantasía de una mentira importante, de haberle dicho a la gente que podía vivir de esta forma eternamente”. Ambos parecen inspirarse en aquella frase de Groucho Marx: “La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados.”
Elisa Carrió, denunciadora serial, que incursiona por el humorismo sin que se le mueva un solo músculo de la cara al estilo Buster Keaton, omite pronunciarse con relación a los más de cincuenta funcionarios de su gobierno denunciados, es la misma que exigió para votar la ley de  blanqueo que no se incluyera a los familiares de los funcionarios y cuando se modificó la ley por decreto hizo una curiosa interpretación justificándolo. Luego sobre el tema correo, un generoso regalo del presidente a sus hijos, espera que se analicen todas las estatizaciones del kirchnerismo para pronunciarse. El dictamen se espera para entes que llegue el apocalipsis.   Humorísticamente  practica el género stand-up, en especial ante los disciplinados empleados del multimedios Clarín o ante el periodista militante Luis Majul, vocero informal del Presidente. Con relación al dólar futuro, cuyos compradores y quienes fijaron el precio son funcionarios de su gobierno declaró: “No creo ético que muchos de los que están en el gobierno hayan comprado dólar futuro, pero no es ilegal”.  
Inspirada en Groucho Marx, la pitonisa puede llegar a decirle en un futuro a Joaquín Morales Solá: “Estos son mis principios. Si no le gustan… tengo otros
El secretario Mario Quintana hace humor económico por lo que declaró: “Los dólares financieros van a la economía real”
El Ministro del Interior Rogelio Frigerio, el más político e inteligente de sus colegas, no se privó de ejercitar el humor con algunas declaraciones jocosas: “Nosotros tratamos a las provincias sin mirar el color de la camiseta del gobernador". “La inflación de julio será menor a junio, la de agosto menor a julio y así sucesivamente". “Hacia fin del año 2016 veremos una reactivación de la economía que crecerá entre un 3 y un 4%". "El Presidente tiene un equipo que piensa y opina” El Ministro de Comunicaciones Oscar Aguad se sorprendió por el uso de Internet y declaró: “La tecnología que viene permitirá  que usted se saque una radiografía en La Rioja y se la va a poder analizar un hombre en Boston".
Cuando tomó la decisión de perdonar la casi totalidad de la deuda por el correo al padre primero y de regalo a los hijos del Presidente  después, el Ministro se justificó:  “Franco Macri es un deudor sin recursos económicos”
En la misma sintonía el Ministro de Trabajo Jorge Triacca solicita comprender a los empresarios que despiden, mientras uno de sus colaboradores Miguel Ponte declaró: “La posibilidad de entrada y salida del mundo laboral es una esencia del sistema laboral. Como en el organismo lo es comer y descomer”
El Ministro de Medio Ambiente, el rabino Sergio Bergman, es mucho más creyente que Ministro, o tal vez lleva debajo de la quipá un doble de Tato Bores. Así ante la posibilidad de incendios en el verano declaró: “Yo creo que este verano estaremos en mejores condiciones, aunque como creyente que soy, para el próximo verano lo más útil que podemos hacer es rezar". Producidos los incendios que arrasaron un millón y medio de hectáreas, simultáneamente con inundaciones muy importantes, hizo referencia “a que era como una profecía apocalíptica”. Todo ello no le impidió autocalificarse con un ocho.
Hay otros Ministros que son desconocidos por su gestión y que practican aquella sabia afirmación de Groucho Marx: “Es mejor estar callado y parecer tonto, que hablar y despejar las dudas definitivamente”  Este consejo es seguido escrupulosamente por los Ministros  de Defensa y de Salud.
Las nuevas designaciones transitan por el mismo camino de experiencia, profesionalidad y vinculaciones con grupos privados Así  el flamante presidente de Aerolíneas Argentinas Mario Dell'Acqua, que reemplaza a Isela Costantini, y viene de Techint, declaró “No conozco nada de una compañía aérea y le pidió a sus empleados que lo "ayuden" para "entender" el manejo de la aerolínea de bandera.
Por cuestiones de síntesis, obviamos las reiteradas muestras de humor del presidente Mauricio Macri. Sólo consignaré su chiste de mayor trascendencia: “Yo me pondría para esta etapa una buena nota. Yo me pondría un ocho”.  Un camino de ida: de la autoayuda a la autocalificación benevolente.
Su padre fue más exigente: lo calificó con un cinco. Esto después de superar la angustia que le atribuyó a los Congresales de Tucumán en el momento de declarar la Independencia, afirmación que hizo ante el rey de España que seguramente lo consoló en este retorno precipitado para la Proclamación de la Dependencia. 
Ante estas humoradas, salió de su  ostracismo Domingo Felipe Cavallo y cantó falta envido: “A mí me tendrían que hacer un monumento”
Desde el sector empresarial Cristiano Ratazzi, más generoso, reclamo un monumento para Mauricio Macri por haber eliminado el cepo, las retenciones a las exportaciones y por el acuerdo con los holdouts”. Desde el Poder Judicial el fiscal Gerardo Pollicita afirmó que “Israel es el país de las víctimas del atentado a la AMIA”, siguiendo el camino en el que Carlos Menem fue un precursor.
Como se ve, todos se esfuerzan para reforzar la revolución de la alegría.



A que humorista se le hubiera ocurrido enviar una tarjeta con el mapa del país, firmada por la Ministra de Desarrollo Social Carolina Stanley, sin las Malvinas. Ahora posiblemente para corregir el error envíen una nueva tarjeta subsanando la equivocación donde la mencionen a las Islas Malvinas como las islas Falkland y su capital Ministra Stanley.
Cuando los políticos hacer humor involuntariamente, los humoristas entran en crisis.
La situación inversa está sujeta a verificación: si los humoristas se convierten en políticos, ¿los políticos entrarán en crisis?
Por lo menos viviríamos una revolución de la alegría por quienes están especializados en hacernos intencionadamente sonreír, sacándole lustre a las palabras o jugando con ellas.  


18-02-2017

 

Imprimir
Imprimir el artículo




17 febrero 2017

REPORTAJE A FELIPE PIGNA


El 16 de febrero se subió a EL TREN, el historiador Felipe Pigna. Autor de numerosos libros de su especialidad, siendo el último “La voz del gran jefe” una notable biografía de San Martin donde se puede acceder al conocimiento del San Martín político.

Un viaje apasionante del presente al pasado y del pasado al presente. La evaluación del Macrismo  y del Kirchnerismo. Los modelos en pugna. La figura de San Martín como nunca se la contaron. La instrumentación de la historia. ¿Por qué los dos modelos políticos y económicos en sus versiones históricas tienen unanimidad con relación a San Martín?
Algunos de los temas e interrogantes en este viaje apasionante. Súbase que lo llevamos 
  EL TREN, UNA VOZ DIFERENTE PARA ESCUCHAR, REFLEXIONAR Y DISCUTIR
 
UN PROGRAMA QUE  NO TE LA DEBE, QUE SÓLO CIERRA, CON TODOS SUS OYENTES ADENTRO

 

16 febrero 2017

REPORTAJE AL PERIODISTA GUSTAVO NG


El martes  14 de febrero se subió a EL TREN el periodista argentino de origen chino Gustavo Ng, Director Ejecutivo en Proyecto Dang Dai - Intercambio Cultural entre Argentina y China. Es periodista y estudió antropología en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires. Su padre llegó a la Argentina en la década de 1950.

Es autor junto al periodista Néstor Restivo del libro “Todo lo que necesitas saber sobre China” y acaba de publicar “Horóscopo Chino 2017”
Un viaje profundo al interior de la China desconocida. Todo lo que Ud. posiblemente le hubiere gustado preguntar sobre el país de mayor población y  crecimiento económico.
Viaje a China sin moverse de la Argentina, sólo subiéndose a EL TREN
 
                                   El TREN, UNA VOZ DIFERENTE PARA ESCUCHAR, REFLEXIONAR Y DISCUTIR
                             
UN PROGRAMA QUE  NO TE LA DEBE, QUE SÓLO CIERRA, CON TODOS SUS OYENTES ADENTRO







15 febrero 2017

Villa Progreso*

                                                                     Por   David Cufré  
Debajo del portón verde de Heredia 1232, en Villa Progreso, partido de San Martín, se acumulan las boletas de luz y gas de una fábrica que ya no existe. Allí funcionaba hasta julio del año pasado la empresa Envamap, dedicada a la producción de bolsas de nylon. Su cierre definitivo dejó en la calle a siete trabajadores. En la vereda de enfrente, en Heredia 1265, está la planta de Rigarplast, dedicada a la inyección de plástico para artículos de bazar, ferretería, anteojos y productos de peluquería como peines. En noviembre debió desprenderse de los tres operarios que trabajaban allí desde el inicio de actividades de la firma, hace 16 años. Ahora alcanza con padre e hijo para confeccionar los artículos que demandan los clientes. Nicolás, que no llega a 30 años, relata que hasta 2015 pasaban camiones dos veces por día para retirar pedidos, a las 5.30 de la mañana y a la tarde, mientras que ahora es suficiente con una vez cada tres días. “Vacaciones no hubo, pero lo importante es que la seguimos peleando”, se consuela, con tiempo para charlar. “En esta cuadra se agarraban a trompadas por un lugar para estacionar. Paraban de las dos manos. Era un desfile constante. Camiones, fletes, gente comprando, mirá lo que es ahora. Mi mujer y yo abríamos la panadería a las seis de la mañana y no podíamos movernos del local hasta las 9 de la noche. Como en la esquina está Kopelco, la fábrica de los preservativos Tulipán, que trabajaba las 24 horas, había siempre gente comprando. Desde diciembre levantaron el turno noche y por eso cerramos más temprano. Abrimos 8.30, cortamos al mediodía y volvemos a abrir 16.30, hasta las 20.30”, explica Rafael, ojos azules, aro al tono en la oreja y escudo de Chacarita en un estante de la panadería La Rosa, un negocio que hasta fines de 2015 quedaba chico para atender a los trabajadores que pasaban a comprar comida. “Tuvimos que sacar la heladera con sándwiches y minutas porque no tenía sentido pagar más de luz con lo que bajaron las ventas. Perdimos una facturación de 2 mil pesos por día”, protesta Rafael. Peor le fue al quiosco y rotisería Parada del Sol, a una cuadra de allí, en Heredia y Arcadini, que tuvo que cerrar el mes pasado. En la otra esquina, en Heredia y Julio Godoy, otra rotisería que desbordaba de clientes también cambió bullicio por silencio.
  Villa Progreso es un barrio donde hay más galpones y fábricas que viviendas. Está pegado a Villa Lynch, con la avenida Iturraspe (ex ruta 8) en el medio, aunque la fisonomía es la misma de un lado y del otro. El 17 de diciembre de 2014 el Congreso declaró a esa zona Capital Nacional de la Pequeña y Mediana Empresa Industrial. El honor recayó en el Partido de San Martín, que engloba a ambas localidades, ubicadas a unas diez cuadras de General Paz y Avenida San Martín, en el conurbano bonaerense. Lo que se ve allí en este momento deja en ridículo a funcionarios, economistas y publicistas del oficialismo en la prensa que sostienen que lo peor ya pasó, que la crisis va quedando atrás, que de a poco se multiplican los brotes verdes. Villa Progreso, Villa Lynch y el partido de San Martín en general permanecen en estado de conmoción, con una caída de la actividad que no logra encontrar piso y que va dejando un tendal de depósitos abandonados, persianas bajas y destrucción de riqueza como no se había visto nunca. “Así como ahora no había pasado nunca. Es un desplome peor que en los ‘90, porque es mucho más acelerado. Acá se juntó todo: en 2016 la demanda nos cayó 30 por ciento en toneladas respecto a 2015, y seguimos así en enero y febrero, la luz y el gas aumentaron de 35 mil y 25 mil pesos a 92 mil y 123 mil, respectivamente, se multiplicaron las importaciones, el costo del aluminio subió 45 por ciento, empezaron a aparecer los cheques rechazados de los clientes, nosotros no podemos casi tocar los precios porque no venderíamos nada,  tuvimos que cortar las dos horas extras que hacíamos por día durante más de diez años y dejamos de trabajar los sábados a la mañana. Yo tengo dos hijas y un hijo que es la fábrica, y al hijo me lo están matando. Me llevan contra las cuerdas. Me están empujando a cerrar y convertirme en importador. Voy a trabajar hasta las 3 de la tarde y me voy a llenar de plata, pero con treinta trabajadores menos”, se desespera Norberto Fedele, 47 años, miembro de la Unión Industrial de San Martín, socio de Laminación Paulista Argentina, una empresa dedicada a la fundición y laminación de aluminio con 14 años en el mercado.
  En la calle República de Israel cerró ayer la textil Camax-x: 17 operarios quedaron en la calle. Se dedicaba a la confección de camperas y bermudas de jean y pantalones cargo. El aumento de las importaciones la sacó de la cancha. A pocas cuadras, en Arcadini 4563, dejará de operar el 1° de marzo una fábrica de cartón prensado con 10 trabajadores, que esta semana ya clausuró su depósito. En Iturraspe 1101 cerró en enero Hidrotub, una firma con 30 años de antigüedad que producía caños de plástico, a la que le quedaban 4 empleados. A pocos metros, en Iturraspe 1095, cayó una fábrica de campanas y discos de freno. En noviembre se fue la panificadora Panini, que elaboraba pan inglés (de miga) con 14 trabajadores, todos jóvenes, sobre la calle Buenos Aires. En Iturraspe y Julio Godoy solo quedan serenos para cuidar el enorme depósito donde acumulaban stocks Banghó y BGH, industrias de electrónicos y electrodomésticos que también cayeron en desgracia. Un poco mejor es la situación de la cooperativa autopartista Bosch, recuperada por sus trabajadores, que sigue dando pelea una cuadra más allá. En Nuestra Señora del Rosario 970 cerró una fábrica de casi una manzana que producía muebles de madera y hierro. El enojo de los 130 trabajadores despedidos todavía se ve en las paredes, con pintadas que exigen pagos atrasados a los dueños. En Heredia 1072 cerró hace diez días Metal-Rep, una empresa que armaba puertas y piezas para heladeras y cocinas, con 12 operarios cesanteados. Cruzando la calle, en Heredia 1059, pagó el plato de tanto desastre productivo la ferretería industrial más importante de la zona, con un local de 70 metros de fondo que funcionaba hacía décadas, y que ahora se mudará a un lugar más chico. Uno de sus clientes era la imprenta industrial que se encontraba en Heredia 1156, cuyos dueños hicieron una inversión importante los últimos cuatro años para levantar una planta de tres pisos que quedó abandonada a fines de 2016. Del otro lado de la ex ruta 8 canceló sus actividades la textil Nylplush, con una planta de una manzana en Guido Spano 3754, donde se desempeñaban 56 trabajadores. 
  “Fijate en Mercado Libre la cantidad de inyectoras de plástico usadas que aparecen en venta. Antes había dos o tres avisos de máquinas muy viejas, siempre las mismas, que estaban para rematar. Ahora son más de cien”, describe Miguel, dueño de una matricería que elabora componentes para juguetes de plástico. Efectivamente, las publicidades por Internet de ese equipamiento que dejaron de usar empresas en crisis suman más de cinco páginas en el portal, con precios que van de 20 mil a 1,5 millón de pesos. “No sé si voy a poder absorber el nuevo aumento de la luz. El año pasado me aumentó de 2 mil pesos a 10 mil. Con el poco trabajo que hay no sé si aguanto si me quieren cobrar 20 mil”, reconoce con más enojo que angustia.  Alejandro Coronel, secretario de la Unión Industrial de San Martín, coincide con su compañero Fedele en que la intensidad de la caída no registra antecedentes. “Crisis tuvimos muchas, pero el problema es que ahora se armó un combo muy peligroso de falta de demanda, suba de costos por todos lados, apertura importadora, excesiva presión tributaria, encarecimiento del crédito. No vemos la salida. La foto de enero no fue distinta a las del año pasado. Hay mucha preocupación”, advierte el dirigente fabril. Diego Fazzino, dueño de Evaplas, una fábrica que produce planchas de goma eva para la industria del calzado, sostiene que los tarifazos sucesivos de luz y gas generan una fuerte inestabilidad. “Nosotros pasamos de 60 mil a 220 mil pesos en la factura eléctrica. No quiero ni pensar lo que puede venir ahora. El año pasado lamentablemente tuvimos que ajustar el plantel con ocho despidos. Quedamos 30 personas. Todavía tenemos trabajo, pero cada vez es más difícil”, admite.
  José trabaja como fletero en la firma Microcorr, de envases corrugados. Junto a su esposa, su hija y la señora Hilda, que se suman a la charla, explica que la empresa bajó el nivel de trabajo a su mínima expresión. “Hasta hace dos años salía con el flete todos los días, de la mañana a la noche. Ahora me dan viajes dos o tres veces por semana. Ayer llevé una carga a una empresa grande de zapatillas que siempre le dejábamos mercadería dos veces por mes, pero ahora me dijeron que hasta abril no va a hacer falta que vuelva”, describe. “La agencia de fletes de acá está igual, tienen las unidades paradas”, compara. Otro dato que marcan los empresarios de Villa Progreso es el giro de 180 grados que se produjo en el mercado de galpones y espacios para alquilar, ya que hasta 2015 era difícil y caro conseguir un lugar y ahora abunda la oferta, a partir de tantos cierres de plantas.
  “La diferencia con los ‘90 es el silencio. Acá antes tenías toda la avenida tapada de panfletos y gente protestando. Hoy hay como resignación”, advierte Rafael en la recorrida por Villa Progreso. El Gobierno, a su vez, sigue encontrando comerciantes e industriales en el barrio que le tienen paciencia, que no se mueven del discurso de la pesada herencia y el que se robaron todo. Pese a ello, reconocen que la economía va de mal en peor y que en el inicio de 2017, la tendencia negativa no ha cambiado.
·         Página 12   11-02-2017