28 agosto 2015

REPORTAJE A ALFREDO ZAIAT

El 26 de agosto se subió a EL TREN, el periodista Alfredo Zaiat, que ha publicado en las últimas semanas su libro “Amenazados. El miedo a la economía”. Un viaje hacia otra visión de la economía. Una charla ilustrativa y distendida sobre la economía kirchnerista, las profecías infaliblemente incumplidas de los gurúes, el dólar ilegal, la restricción externa, las reservas, la diferencia entre la economía de una casa y la de un país, la devaluación brasileña y sus efectos sobre la economía. Apenas algunos de los temas tratados en un recorrido de 58 minutos ¿Te lo vas a perder?  


27 agosto 2015

              TODO INVERTIDO

 No se encuentran antecedentes de un equipo de fútbol que gane por goleada y que se queje del arbitraje. Sería raro que un boxeador que triunfa por nocaut  se enoje con el referí.
Pero en política es diferente: puede darse el caso que el partido que perdió por goleada pida que el mismo se juegue de nuevo o que denuncie que el ganador hizo trampa. O el boxeador que sigue groggy denuncie que si lo hubieran dejado levantarse y el árbitro se  lo impidió,  la pelea hubiera cambiado de ganador.
Fraude no hubo, dicen los perdedores, en todos los lugares que ganaron. Sólo las groseras irregularidades se perpetraron en donde perdieron.


La lógica elemental supone que la quema de las urnas la perpetraron los que sabían que perdían conforme a todas las encuestas. Los que ganaban serían suicidas si embarrarían lo que legítimamente obtienen. Sin embargo se denuncia que los que ganaron con porcentajes similares a las encuestas previas, hicieron fraudes y quemaron urnas. Las PASO, un par de semanas atrás, arrojaron diferencias de 36 puntos, sin que se hicieran impugnaciones.
La lógica ha sido proscripta. El sentido común vaga desconcertado. Los candidatos presidenciales opositores que integran una alianza en Tucumán, parecen chirolitas del poder económico que ante la probabilidad de perder en octubre, decide deslegitimar el instrumento del sufragio y envilecer la legitimidad del próximo gobierno, como un ensayo a replicar a nivel nacional.
Es difícil entender semejante desmesura del poder económico. Ni que Daniel Scioli fuera Lenín.
O avizoran como Claudio Escribano con Néstor Kirchner, una orientación profundizadora que hoy le parece muy lejana a los kirchneristas.
Debe volver a votarse en los lugares donde se quemaron las urnas y verificar indubitablemente en las mesas donde no coinciden las actas con los telegramas cursados. Se está jugando con cosas que no tienen remedio. Más allá de prácticas provinciales atravesadas por nepotismos irritantes e incrementos patrimoniales injustificados  
Todo invertido. Se acusa que quema urnas el que gana las elecciones en la provincia por amplia diferencia, en la misma que en las principales ciudades  donde gana la oposición es una fiesta de la democracia. El  poder económico desconfía de un candidato como Daniel Scioli  por lo que puede hacer en más, mientras sus seguidores más ortodoxos también le desconfían por lo mucho que de menos puede concretar.

25-08-2015



Imprimir
Imprimir el artículo

25 agosto 2015

DISCURSOS IMAGINARIOS




Acudamos a un ejercicio de imaginación, ubicándonos en los posibles discursos que podrían pronunciar Daniel Scioli o Mauricio Macri el 10 de diciembre del 2015 de resultar electos.  

DISCURSO DE DANIEL SCIOLI
Argentinos y argentinas: es un enorme honor con el que me han honrado al permitirme que los represente y gobierne en los próximos cuatro años. Largo ha sido el camino y numerosos los escollos que  hemos tenido que superar, pero en los momentos más adversos siempre supimos que con fe y esperanza nada es imposible. Recibo de un gobierno que ha sido un hito en la historia argentina, un estado de situación  en muchas mejores condiciones que todos los presidentes que me antecedieron en democracia. Soy consciente que tenemos que avanzar sobre las asignaturas pendientes, que deberemos emprender reformas de segunda generación construyendo sobre lo hecho. Que hoy hay nuevas demandas y que todo lo que se ha avanzado, la ciudadanía lo considera como definitivamente conquistado.  Tenemos cimientos sólidos pero quedan muchas ampliaciones a hacer en esta casa levantada que es mérito de todos los argentinos. Pueden quedarse tranquilos que como siempre haré frente a los problemas, que no me arredran las dificultades y que tengo la firme convicción que las enfrentaremos y superaremos. Pueden quedarse tranquilos los que me votaron porque no los defraudaré y pueden quedarse tranquilos los que no me votaron porque gobernaré para todos y todas, inaugurando una etapa de acercamiento entre los argentinos, dejando de lado lo que circunstancialmente nos divide, y convocando a todos y todas para las grandes batallas que vamos a emprender y en los cuales  ningún argentino puede estar ausente. Nos comprometemos y los comprometo, para que todos juntos luchemos por bajar la pobreza y la indigencia, por el desarrollo industrial, por el pleno empleo, por una relación madura con todos los países de la tierra, continuando la política de estrechar principalmente los vínculos con los hermanos latinoamericanos.
Sabemos que no estaríamos acá sin la gestión notable de Néstor Kirchner que siempre confió en mí y por la valentía y el coraje de Cristina Fernández de Kirchner quien tuvo que atravesar escollos gigantescos.  Nuestros objetivos no podrán concretarse sin la colaboración y apoyo del Partido Justicialista, de los gobernadores y de la militancia juvenil, de las organizaciones sociales y agrupaciones partidarias. Agradezco también a los que no me votaron porque saben y si no pronto lo sabrán, que en este servidor  pueden confiar porque no somos enemigos si no coincidimos sino solamente argentinos que pensamos diferente. Sé que muchas de las decisiones fundamentales que hemos tomado en estos doce años han provocado cierto malestar en algunos sectores, pero sepan que haremos lo posible y también lo imposible para persuadirlos y cerrar ciertos distanciamientos que se han producido en el seno de nuestra sociedad. Nos abocaremos desde hoy mismo a intentar acotar la inseguridad y a ir reduciendo la inflación, pero no daremos un solo paso atrás en luchar con todas nuestras fuerzas para mantener la ocupación y el poder adquisitivo de los salarios. La Casa Rosada estará abierta para todos, especialmente para los empresarios y a los sindicatos a los que propondremos un pacto social que intentará ir desactivando la intensidad de los conflictos. Por supuesto que las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo deben saber que en Balcarce 50 hay un amigo que continuará con todo lo que hasta aquí se ha concretado en un avance sin precedentes. 
No esperen saltos alocados ni medidas demagógicas incumplibles, sino planes y concreciones de un país serio.
Vamos a concretar la patria que soñaron nuestros abuelos, por el cual lucharon los jóvenes de la generación diezmada víctima del terrorismo de estado. La política de derechos humanos es una política de estado que ya no pertenece a un gobierno sino al pueblo argentino.
La situación internacional se ha vuelto progresivamente desfavorable con una caída pronunciada del precio de los commodities, que nos obliga a tomar precauciones pero que evitaremos que caiga sobre las espaldas de los que menos tienen.  Somos la encarnación de la continuidad y al mismo tiempo del cambio que sea necesario y que el país reclama. No necesitamos improvisar porque sabemos lo que queremos, hacia dónde ir y cómo lograrlo. El futuro está entre nosotros. No lo desaprovechemos amigos. Y como decía Ortega y Gasset: “Argentinos a las cosas”. Hacia allá vamos. Muchas gracias.
DISCURSO DE MAURICIO MACRI 
Compatriotas: En el día de hoy un oscuro pasado queda atrás. La prepotencia, el autoritarismo, el Estado al servicio de los amigos y de los militantes ha quedado definitivamente lejos. Hoy es el primer día de la reconciliación  definitiva de todos los argentinos.  Abriremos nuestras fronteras al comercio internacional y nos integraremos al mundo. Nuestra concepción es que el mundo es una oportunidad y no un peligro como algunas ideas trasnochadas no han querido hacer creer. Los países desarrollados son nuestros socios y hacia ellos iremos, en especial hacia EE.UU, que un ideologismo bobo nos ha hecho considerar un enemigo, sustituido por los modelos fracasados de países que juegan en el campeonato de la B. Mantendremos en alto nuestra dignidad mediante relaciones maduras, en  una vinculación de mutua conveniencia entre pares. Respetaremos el mercado como condición esencial de un estado democrático y el Estado tendrá un papel esencial pero subsidiario. Privilegiaremos, como bien lo saben los vecinos y vecinas de la Ciudad de Buenos Aires, la educación y la salud pública, en un clima de concordia y de respeto mutuo. Los enfrentamientos entre argentinos que han separado a amigos y familias pasarán a partir de hoy a ser un lejano y doloroso recuerdo. Es lo que  uno de los mejores periodistas argentinos que tanto hizo para vivir este día histórico denominó con precisión como la grieta, abierta y alimentada por el odio que bajó desde los más altos niveles del gobierno  y que hoy ha concluido.
El diálogo es nuestro método político y el respeto mutuo la forma de avanzar sin dejar heridos en el camino. Somos el cambio, como lo dijimos y repetimos hasta el cansancio. Con nosotros leyes que restrinjan la libertad de prensa no existirán. Mañana enviaré al  Congreso un nuevo proyecto de ley que derogue la mal llamada ley de medios audiovisuales.
Respetaremos en la medida que la situación lo permita algunos de los hechos positivos concretados en la década desperdiciada que unánimemente la gente reclamaba y que nosotros como partido apoyamos. Pero no cargaremos sobre la espalda de los que menos tienen el peso enorme de empresas estatales deficitarias. Para saber la real situación de un gobierno que se ha caracterizado por la falta de transparencia y la adulteración de las estadísticas, he decidido como primera medida la creación de una comisión de expertos económicos de reconocido prestigio, de todos los partidos que hasta ahora constituían la  oposición, para que me brinden un informe fidedigno de la real situación económica. Cuando me informen, hablaré excepcionalmente por la cadena nacional de la que tanto ha abusado el último gobierno, para que pueda comunicarle la real situación del país. Hasta tanto y para que se vayan acostumbrando a discursos cortos y precisos, sin ideologismos funestos, les agradezco su atención y será hasta el próximo encuentro.
SEGUNDO DISCURSO DE MAURICIO MACRI  
Compatriotas: Como les había prometido, vuelvo a ponerme en contacto con todos Uds. para informarles de la real situación económica en base al estudio realizado por prestigiosos técnicos. Aunque presentíamos encontrarnos con una situación crítica, lamentamos informarles que la misma es pavorosa. En el Banco Central sólo hay papeles y en ANSES títulos públicos que el Estado no está en condiciones de abonar. Si el kirchnerismo pudo adulterar los índices de precios que eran fácilmente constatables por la realidad que percibía la gente, es fácil imaginarse cómo mentían con las cifras que eran difíciles de constatar. Mintieron con el crecimiento, las exportaciones, la recaudación impositiva, las reservas y hasta si hubiera sido posible con los pronósticos meteorológicos. El déficit fiscal tiene una magnitud inmanejable y nos abocaremos a reducirlo a cero. Para ello, necesitamos recurrir al endeudamiento externo por lo que deberemos cerrar un acuerdo con los acreedores externos que quedaron fuera de los dos canjes y que arbitraria e injustamente  nuestros antecesores calificaron de buitres.  Se empieza mal para llegar a una negociación conveniente para las dos partes si empezamos descalificando con quien tenemos que acordar. Seremos serios y como ustedes saben, detestamos la demagogia. 
Todo este panorama nos obliga a cambiar los planes que teníamos. Realizaremos una fuerte devaluación para hacer competitivas nuestras exportaciones  y anularemos todas las retenciones con excepción de la soja cuya retención la bajaremos durante el 2016 al 10% para suprimirla totalmente en el 2017.  La falta transitoria de recursos intentaremos paliarla con los préstamos internacionales que obtendremos, pero eso lleva su tiempo por lo que, contra nuestra voluntad,  nos vemos obligados a congelar los sueldos del sector público y a suspender las paritarias para el sector privado al tiempo que  solicitamos a los empresarios a los que le reconocemos sensibilidad social y patriotismo que traten de trasladar en muy pequeña proporción la devaluación a los precios. Durante el primer año las jubilaciones quedarán congeladas; es un esfuerzo grande pero necesario que le pedimos a nuestros queridos y maltratados abuelos, pero cuando las variables macroeconómicas se vuelvan a alinear, les prometemos que percibirán el 82% móvil. El dinero que dejaremos de perder con la privatización de Aerolíneas lo destinaremos a mejorar los ferrocarriles que es el medio que necesita la gente de menores recursos. Los subsidios al transporte, el gas y la electricidad serán suprimidos salvo excepciones perfectamente justificadas, lo que nos permitirá volver al superávit fiscal, evitando la emisión monetaria y por lo tanto ponerle un freno real a la inflación.
La asignación universal por hijo permanecerá inalterable con un incremento del 10% a mediados del año próximo, como una nueva demostración de la sensibilidad social que siempre demostramos.
En el Estado haremos un minucioso examen de los que trabajan. Aquellos que cumplan con sus tareas y asistencia no tienen que preocuparse, pero los que han entrado a la administración pública como militantes les pedimos que tengan la dignidad de renunciar porque en caso contrario procederemos a hacer cirugía mayor, eso sí, con la anestesia que sea necesaria.
Apenas restablezcamos las reservas con los préstamos que conseguiremos a la misma tasa de nuestros países vecinos, eliminaremos el cepo cambiario.
Modificaremos inmediatamente la ley de inversiones extranjeras para que fluyan hacia el país los dólares que sobran en el mundo.
Tendremos un primer año muy duro, contra nuestra voluntad y deseos, dado la pesadísima herencia que nos deja la década perdida y despilfarrada.  Les aseguro a todos que en un año ponemos al país de pie y a partir de ahí iniciaremos cuatro años que serán realmente ganados.
Volveremos a ser el país de la libertad. Acompáñennos argentinos sin distinción de banderías políticas. Vamos a volver a ser la Argentina grande del primer Centenario que soñó la generación del 80.  La oscuridad del autoritarismo y la prepotencia ha quedado definitivamente atrás. El futuro ya está aquí, en este país de posibilidades infinitas. Ayúdeme a abrir la puerta de entrada al país que nos merecemos.
Muchas gracias 
DISCURSOS IMAGINARIOS  
 
Como en las películas, todo esto es producto de la imaginación. Cualquier semejanza con la realidad o el futuro posible es mera coincidencia.
Además, habiendo escalera el autor de la nota no se hace responsable por el uso del ascensor.

23-08-2015      
    


Imprimir
Imprimir el artículo