15 marzo 2016

UNA LÍNEA DE COHERENCIA



Mauricio Macri es un político coherente. Su discurso en campaña pudo ser ondulante y contradictorio, pero sus hechos tienen un decurso claro. Como Jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, cuando tuvo que elegir al jefe de la Policía Metropolitana lo designó a Jorge Alberto “el Fino” Palacios; y cuando se hizo público el prontuario de éste, se escudó que previamente había consultado a la Embajada de EE.UU  e Israel quienes le habrían aconsejado nombrar al policía actualmente procesado en el juicio por encubrimiento del atentado a la AMIA. El domingo 6 de marzo el diario Perfil publicó en tapa: “Macri le pide ayuda a EE.UU para contener los aumentos de precios”. Luego desarrolla la noticia: “En secreto, el gobierno le pidió a Estados Unidos que interceda ante las empresas norteamericanas radicadas en el país para que colaboren a frenar la inflación…El foco de las gestiones estaba dirigido a un pool de empresas que  tienen posiciones dominantes en mercados de alto impacto de consumo: las formadoras de precios.”
Recordemos, en la misma línea de coherencia, algunos de los cables que la Embajada de EE.UU envió a su país sobre amables visitas y pedidos de Mauricio Macri.
CONFESAME TU SECRETO     
La gran virtud de los cables de los WikiLeaks es que tanto el protagonista del mismo, como el emisor y el destinatario, tenían la absoluta confianza y seguridad que sus contenidos nunca serían conocidos, sino sólo por aquellos que trabajan con los mismos bajo absoluta discreción.
A continuación una pequeña síntesis de los mismos, en los que tiene  actuación estelar el actual presidente cuando parecía muy lejana esa posibilidad: “Mauricio Macri tenía una costumbre: cuando hablaba con funcionarios del gobierno estadounidense, les pedía que hicieran algo con Néstor Kirchner. Hablando en criollo, que le pararan el carro. No sólo eso. Cuando criticaba ante ellos el comportamiento de Néstor Kirchner, Mauricio Macri decía que la Argentina sufría por culpa de Estados Unidos, porque los líderes de ese país no hacían nada para frenar el comportamiento rudo de Néstor Kirchner. O sea, el responsable del daño que Kirchner supuestamente le hacía a la Argentina, era ni más ni menos los EE.UU, por ser pasivos y permisivos, decía para provocar a sus interlocutores. Macri no lo hizo una vez sino en cinco ocasiones, delante de distintos funcionarios estadounidenses, según una serie de cables filtrados por WikiLeaks. Los despachos parecen revelar un componente gansteril  en la manera de pensar del actual jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Esto es, para frenar a un matón hace falta otro matón más grande que lo ponga a su lugar.
 De los cables se desprende  que las tres primeras veces que Macri dijo que los Estados Unidos tenían una responsabilidad por el mal comportamiento de Néstor Kirchner, los funcionarios estadounidenses que lo escuchaban prefirieron callarse o cambiar de tema. Pero la cuarta vez que lo dijo, la embajadora Vilma Socorro Martínez le contestó  sin medias tintas. Martínez le dijo a Macri que el gobierno de los Estados Unidos no tenía ninguna intención de pelearse con el gobierno argentino sino más bien todo lo contrario………En el mismo cable, la embajada escribió que Macri era un maleducado y que ésta no tenía por qué hacer el trabajo que les corresponde a los políticos de la oposición. Cuando Macri volvió a insistir, por quinta vez, en que los EE.UU debían endurecer su postura ante el gobierno nacional, la diplomática volvió a contestarle que la embajada haría todo lo contrario…..” Ante el gobernador de Carolina del Sur, Mark Sanford  el 12 de junio del 2008, que consta en un cable del 27 de junio del 2008 se expresa textualmente: “Macri no fue tímido al expresar su desprecio por la pareja presidencial, especialmente por el ex presidente Néstor Kirchner: “Está completamente loco” dijo…… Macri se quejó de que ningún líder extranjero se hubiera enfrentado a Kirchner para hacerle pagar por su mala educación y su actitud desafiante. Esto animó a Kirchner a creer que su actitud confrontativa no tenía costos políticos, “Ahora estamos pagando el precio” dijo Macri, con la falta de acceso a los mercados internacionales de capitales. Haciendo gala de una humildad que lo puso al filo de la falta de patriotismo, Macri le dijo al gobernador Sanford que la Argentina no tenía nada que enseñarles a los Estados Unidos……..El gobernador Sanford lo consultó a Macri si tenía algún consejo para ayudarlo a avanzar con reformas. Macri contestó que “los Estados Unidos no tienen nada que aprender de la Argentina.” PolitiLeaks de Santiago O`Donnnell Páginas 215, 216 y 217
Similares son los textos de las otras cuatro reuniones con distintos funcionarios y la embajadora de los EE.UU.     
   
En ArgenLeaks se cuenta: “Seis meses antes de las elecciones presidenciales del 2007, Mauricio Macri presentó su oferta electoral en la embajada de los EE.UU: “Somos el primer partido pro mercado y pro negocios en cerca de ochenta años de historia argentina que está listo para asumir el poder” se despachó ante el jefe de la misión y el cónsul político de la embajada, según el cable obtenido por Wikileaks…..buscaba transmitir que ningún candidato, local o nacional,  sería más amigable  con el gobierno de Bush. Como muestra del clima de negocios que sabe generar , el jefe de gobierno porteño asistió a la reunión acompañado solamente por su íntimo amigo y empresario de la construcción Nicolás Caputo, uno de los principales contratistas de la ciudad. El cable describe a Caputo como un “socio de Macri y hombre de negocios local” ( Página 197)
En agosto del 2008, Mauricio Macri le dijo a un funcionario del congreso estadounidense que los argentinos estarían contentos de ver caer el gobierno de los Kirchner. Su asesor de política exterior, Diego Guelar, deslizó en la misma reunión que le daba al gobierno nacional  sesenta días más de vida…..”  ( Página 201)
En el 2010, en un encuentro con Vilma Socorro Martínez en la residencia de la enviada en Washington, durante el almuerzo, Macri “presionó” para que la embajada subiera el volumen de sus críticas al gobierno nacional…………..le explicó a la embajadora cómo el manejo del vestuario y el reparto de entradas en Boca lo habían preparado para aspirar a la primera magistratura.
Informa el cable: “Macri cree que hay una tendencia regional hacia la derecha, empezando con la elección de Sebastián Piñera en Chile, alguien  a quien Macri describió amistosamente como una mente inquieta que siempre sabe más que los demás, cualquiera sea el tema, cultura, deporte, negocios, gobierno e historia. Macri cree que José Serra ganará la presidencia de Brasil, y él espera seguir la tendencia en el 2011” Siete meses después, Dilma Rousseff del Partido de los Trabajadores ganaría las elecciones brasileñas con más de quince puntos sobre Serra” (Páginas 205,206 y 207).
Como puede observarse, un catálogo de comportamientos republicanos, democráticos y diáfanos que tanto se enarbola en el discurso.    
UNA LÍNEA DE COHERENCIA
  
Hoy, fiel a una línea de conducta, Mauricio Macri recibe un trato preferencial de la EMBAJADA y solicita que lo ayuden a frenar la inflación.
Su afirmación:  “Somos el primer partido pro mercado y pro negocios en cerca de ochenta años de historia argentina que está listo para asumir el poder”, se ha concretado con una precisión notable.
La Agencia Blumberg titula un informe: “Wall Street está al mando de la Argentina (nuevamente).
La agencia de noticias estadounidense afirma que la principal debilidad del camino de Mauricio Macri reside en que su equipo de economistas “preparado por Wall Street” es “demasiado cercano” a los buitres”.  El preacuerdo que se intenta que apruebe el Congreso, es una rendición incondicional en la línea de lo afirmado por Macri hace unos cuantos meses: “Lo que dice el juez Griesa es lo que hay que pagar”
La Agencia Blumberg afirma: “Wall Street tiene nuevamente viento a favor en la nueva Argentina….Desde su triunfo en noviembre, el presidente Mauricio Macri, un ex empresario, ha llenado el Estado con empresarios, financistas, economistas y ejecutivos…..No es un plan que un líder consideraría implementar hoy en día, ni en Estados Unidos, España, Grecia, lugares donde el sentimiento antibanquero ha ido aumentando en los últimos años….Macri quiere deshacer políticas kirchneristas de fuerte intervención  económica cuanto antes  y quiere profesionales especializados en las leyes del libre mercado que se hagan cargo” 
Desde nuestro país, coincide el analista político de Página 12 Luis Bruschtein quien escribió el 12 de marzo: “La mayoría de los integrantes del gabinete son ejecutivos de grandes empresas y bancos. No han sido formados en la gestión del Estado como expresión de los intereses del conjunto. Entienden más los intereses de las empresas y los bancos, que muchas veces son limitados por normativas estatales. Por eso entienden más los argumentos de los buitres que los del Estado argentino. Para ellos, no pagarles a los buitres era aislar a la Argentina.”  
Cuando se cumplen próximamente los 200 años de la Independencia, los papeles se invierten. Entonces la restauración conservadora amenazaba los procesos tendientes a concretar la independencia latinoamericana. Hoy después de procesos emancipadores en varios países latinoamericanos, se ha iniciado una restauración conservadora.
Siguiendo la línea de coherencia indudable de Mauricio Macri aquí detallada con documentos indesmentibles, cabe preguntarse: El Presidente cuando dirigía Boca ¿se asesoró con la EMBAJADA para la designación como director técnico de su equipo, sucesivamente de Carlos Bilardo, el bambino Héctor Veira, y Carlos Bianchi?
Y una duda que con el correr del tiempo se agiganta: ¿Consultará con EE.UU seguir siendo formalmente independiente o propondrá seguir el recorrido de Puerto Rico?
12-03-2016   


Imprimir
Imprimir el artículo




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada