28 septiembre 2015

HIPOCRESÍA DEL PERIODISMO INDEPENDIENTE


                                       




El caso Niembro  desnudó la hipocresía del periodismo  independiente. El periodismo oficialista no esconde que lo es y lo que hace como crítica es omitir o minimizar situaciones adversas u oscuras para el gobierno. Clarín, La Nación, Majul, Lanata y similares han establecido un cerco periodístico sobre los errores, los horrores y la corrupción de la administración Macri. A tal punto que  la inmensa mayoría de los argentinos saben que el vicepresidente Amado Boudou está procesado  e ignoran que uno de los dos posibles candidatos a Presidente está también procesado por escuchas ilegales que en los EE.UU precipitó la renuncia de Richard Nixon. Llamativamente en el caso Niembro los medios protectores, los voceros del círculo rojo y los integrantes del mismo, decidieron adoptar una posición crítica que descolocó al hijo de Franco y sumió en el desconsuelo y la estupefacción a Fernando Niembro, cuyo affaire es tan pedestre y primario en el cobro de $ 23.000.000, como lo fue el de la empresa “The Old Found” atribuida al vicepresidente en el cobro de una presunta reestructuración de deuda del gobierno formoseño, que al igual que “La Usina” de Niembro carecía de empleados y cobró con una factura manual número 3 ( las dos primeras estaban anuladas)  la módica suma de $7.823.531,94
El empresario Alfredo Yabrán, con una profundidad de la que carecen muchos sociólogos o falsos filósofos, definió el poder con una precisión envidiable:  “El poder es impunidad”. Otro hombre que sabe del tema es Héctor Magnetto quien define el poder como la situación en la que quien lo ejerce “no tiene que dar explicaciones” .
Macri apoyó al comentarista deportivo desde el primer día como sus principales referentes. El 9 de septiembre Clarín tituló: “Macri respalda a Niembro y caminará con él en La Matanza”; pero el 12 de septiembre editorializaba Jorge Fontevecchia desde Perfil bajo el título de “Choripan de oro”: “Dicen que Macri volvió a ser el caprichoso nene de papá. Que por la tensión de tres campañas presidenciales –primarias, primera vuelta y segunda–, más dos elecciones desdobladas en la Ciudad (los desafíos de Michetti y Lousteau), sufriría una regresión a su etapa previa a la meditación, las técnicas de respiración y otros aportes del orientalismo a su vida, incluyendo el medioorientalismo de Juliana Awada. Salir a recorrer el conurbano bonaerense de la mano de Niembro tras las ilevantables acusaciones que se le hicieron, muestra a un Macri más parecido al presidente de Boca que interrumpía una conferencia de prensa de Bianchi para hacerle reproches o confrontaba públicamente a Maradona (aunque en ambos casos tuviera razón) que al hombre zen y sonriente que venía exhibiendo últimamente…. También fue bochornoso el espacio mediático sin verdaderas repreguntas del que gozó Niembro en distintos programas de TN. No sé por qué periodistas de trayectoria de ese canal y que hacen buenas coberturas la mayor parte del tiempo tiran su honra profesional por tan poco. Ninguno le preguntó a Niembro lo esencial, que no era si había habido compulsa de precios en los servicios contratados o si su empresa presentaba o no los balances. Lo obvio era que tenía un solo cliente: el Estado porteño, y es muy básico que una empresa de un solo cliente no es una empresa. Muy diferente fue el profesionalismo periodístico en radio Mitre, donde tanto Longobardi como Lanata sí repreguntaron a Niembro como corresponde, además de luego criticarlo en el tramo de opinión de sus programas. TN y Clarín cometen el mismo error con Nisman: asumen posiciones tan sesgadas que terminan neutralizando el efecto que persiguen y dañando su propia credibilidad.”

Apunta bien Fontevecchia porque resultó sorprendente que las dos principales espadas del grupo, que entrevista a la oposición en general  y  al macrismo en particular como amigos en una sobremesa después de comer un generoso asado, adoptaran un posicionamiento tan crítico. Lanata por un momento volvió a un periodismo que lo tuvo como referente y acorraló a Niembro el 8 de septiembre: “Jorge Lanata les exigió a Mauricio Macri y a María Eugenia Vidal que deben dar detalles de lo sucedido con su candidato y despedir al periodista deportivo. "Macri y Vidal me parece que no alcanza lo que están diciendo. Den detalles, salgan y digan que se equivocaron. Échenlo a Niembro, pero hagan algo. No alcanzan los argumentos que Niembro da, no ha habido declaraciones políticas del PRO respecto del asunto, no creo que un contrato de diez millones de mangos se haga sin que Macri lo avale o por lo menos lo conozca y me parece que lo menos que podría hacer (Macri) es decir si estaba o no al tanto o si se le pasó, o alguna cosa sea Macri o quien cuernos fuera, porque si no lo va a tener que decir igual cuando la cosa salte y va a ser peor".
Luis Roa en Clarín escribió el 15 de septiembre: “ Aunque no tenga responsabilidad directa, Macri tiene una responsabilidad política que no deberá rehuir. El caso de La Usina es un ejemplo de lo que se puede o de lo que no se puede hacer. Renovar la política o dejarla hundida. Un país cambia con pequeños gestos.  Acá no hubo suma. Sino resta.”


El mismo día desde La Nación el editorial fue titulado: “Flojo de papeles”:Un paso al costado: la renuncia a la candidatura a primer diputado por la provincia de Buenos Aires por el frente Cambiemos. Ésa es la decisión ética que se espera de Fernando Niembro por estas horas en que se lo investiga por haber facturado al gobierno porteño alrededor de 20 millones de pesos a través de una empresa que fue de su propiedad hasta hace muy poco tiempo, cuando se desvinculó, según dijo, porque avizoraba un futuro personal en la política. La razón es ética, de fondo, pero también de forma. Cualquier dirigente político con un mínimo de sensibilidad y honradez sabe que no alcanza con que sus actividades sean legales -que en el caso de esa denuncia contra Niembro, podrían llegar a serlo-, sino que el comportamiento que acompaña la defensa de esa supuesta legalidad debe ser prudente, justo, apegado a la verdad. La cadena de errores cometida por Niembro y por el propio gobierno de la ciudad a partir de esta denuncia, primero política y después penal, no puede ser obviada……. En sucesivas declaraciones periodísticas, Niembro dice no recordar el año en que fundó la productora La Usina, junto con su entonces socio, Atilio Meza; no termina de convencer sobre por qué no siendo encuestador le prestaba ese servicio en forma tercerizada a la ciudad ni cómo hacía para encarar toda la tarea desde una empresa sin empleados, y no logra explicar si las contrataciones directas de las que fue beneficiario se hicieron conforme leyes y decretos que efectivamente permiten realizarlas sin licitación hasta los dos millones de pesos por cada acto. Tampoco se entiende cómo fue que el gobierno de la ciudad contrató a La Usina si, como se sostiene desde la Procelac, fue el propio Banco Ciudad el que había alertado a las autoridades locales, mediante Reportes de Operaciones Sospechosas, sobre movimientos de divisas sin justificar el origen de los fondos de parte de la empresa de Niembro, cuando éste aún la integraba y, después, con quien ahora es su ex socio….. Si es que Niembro aún no lo percibe, Macri y la alianza Cambiemos, con la que el líder de Pro espera poder llegar a la Presidencia en los próximos comicios, debería reclamarle que resigne su candidatura. Si el mensaje de esa alianza es precisamente producir un cambio, seguir adelante con la postulación de Niembro va en sentido contrario.”
LOS MOTIVOS  DEL LEVANTAMIENTO  DE LA PROTECCIÓN
El poder económico y sus voceros apuestan a Mauricio Macri y pretendían una oposición unida incorporando a Sergio Massa antes de las PASO. A posteriori y definido que el candidato más taquillero de la oposición es el hijo de Franco todas las fichas fueron hacia él. Se han realizado como paliativos acuerdos provinciales unificando a la oposición. Como Sergio Massa no ha sido triturado como se pensaba por la polarización e incluso ha aumentado algunos puntos, a Mauricio Macri se le hace cuesta arriba superar el 30%.  Los resultados de la oposición unida tampoco estuvieron a la altura de las expectativas: la única provincia que ganaron fue Mendoza, perdiendo en Jujuy, Chaco y Tucumán. Esto incrementó la desesperación del denominado por el macrismo “círculo rojo”.


El escritor y periodista Jorge Asis lo describe con su particular estilo: “…gravitantes empresarios, de los pocos que quedan, como sólidos banqueros, y en especial ambiciosos dueños de medios, todos ellos con síndrome de conductores, suplicaban a los gritos para que Mauricio y Sergio alcanzaran un acuerdo. Inspirados por el hartazgo cultural que les producía el cristinismo. Pero los influyentes improvisados rebotaron ante la segura frialdad de Mauricio. Asesorado por Don Jaime, El Equeco, el pensador que le decía a Mauricio lo que prefería escuchar. Mientras tanto, Sergio, en plena pendiente, se rebajaba ante el glacial Mauricio para pedir por la gestación de “una gran interna opositora”. La que Mauricio rechazaba. No conforme, Sergio instruía a los pocos rescatables que aún lo seguían. Para que pidieran por los medios por ese gran jubileo electoral. Pero agrandado como aquel Sergio de 2013, e inicios de 2014, Mauricio concedía, a lo sumo, en aceptar apenas una selección de massistas. Pero sin Massa. Aunque entonces Massa contaba las monedas políticas para comprarse la tarjeta SUBE, no podía aceptar semejante capitulación. … Después de la pedantería de las PASO, se retomó la necesidad del pacto. Pero ya era tarde. No podían bajarse listas ni candidaturas. Como lo reclamaban determinados analfabetos funcionales de la comunicación. E intelectuales francamente fabuladores. Sin embargo ya brotaba el acercamiento telefónico entre Sergio y Mauricio. Los mensajitos. “Hablan”, se decía. Para estéril entusiasmo de los poderosos que no querían resignarse a la continuidad del cristinismo, aunque estuviera simulado con la carátula de Daniel. A quien, en el fondo, apreciaban. Incluso, hasta los enigmáticos Frates de Los Illuminattis, los iniciados de la masonería doméstica, ahora lo revaloraban a Daniel.”
La cobertura mediática logró dejar fuera de la luz de la ciudadanía los casos de corrupción, derroches inmensos por  ineficiencia, negocios con fondos públicos, subejecución de presupuestos, grupos de operaciones para desalojar inquilinatos y pobres de la calle, asesinatos de la Metropolitana, muertos como los de Iron Mountains (10 muertos), boliche Beara ( 2 muertos),  Parque Indoamericano ( 3 muertos), edificios sin contralor en pésimo estado a cargo del gobierno municipal en Villa Soldati, que mueren dos jóvenes  al caerse del balcón, 1700 millones adicionales por retrasos en la construcción de la línea H, reducción del presupuesto del Garraham, etc,etc. 

La idea de “la nueva política” como recurso discursivo se impuso y el círculo rojo avizoró rápidamente que el caso Niembro desnudaba la realidad del exitoso artificio. Mandó a sus dogos para que destrozaran al inoportuno que venía a derrumbar la costosa construcción, y por un momento Macri padeció de los mordiscones  hasta entonces sólo direccionados por los medios militantemente opositores al gobierno nacional. De ahí la virulencia de los comentarios consignados.”   
HIPOCRESÍA DEL PERIODISMO INDEPENDIENTE


Los que hace mucho han superpuesto el periodismo militante del poder económico como periodismo independiente o con un poquito de pudor lo autodenominan crítico del gobierno, sacaron pecho arrogándose una práctica que hace mucho abandonaron. Lo que se ha visto es una excepción que confirma la regla. Las nuevas denuncias no perforarán el cerco mediático protector. 
Así Majul escribió en La Nación del 17 de septiembre: A él ( un macrista) le parece injusto que los medios de propaganda los ataquen y los periodistas y medios críticos se hagan eco de la denuncia. Intenté explicarle que los periodistas profesionales no elegimos a quién denunciar o qué mostrar. Sólo nos importa que los hechos sean verdaderos. Que ésa es la diferencia entre un medio serio y 6,7,8. "Tenés razón, pero así la pelea resulta muy despareja. Imposible de empatar en lo inmediato", aceptó.   
Hasta  Clarín, un medio de batalla empresarial, casualmente el mismo día a través de su escriba jerárquico Ricardo Roa escribió: “El caso Niembro es aleccionador por otra razón: refuta una consigna que el kirchnerismo ha utilizado como propaganda descalificatoria. Una y otra vez ha dicho que no hay prensa independiente. Pero existe la que no descubre a unos y encubre a otros. Que informa y que opina en base a criterios responsables, con la verdad y con los lectores. Eso es el periodismo.”
Hipócrita es según el diccionario “ el que finge o aparenta lo que no es o lo que no siente” 
No es necesario adentrarse en lo que sienten pero está claro lo que no son.

23-09-2015


Imprimir
Imprimir el artículo



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada