27 octubre 2014

       DESMESURAS DE “LAS PALOMAS”



Uno es el  que ha patentado a su nombre la expresión “la grieta”, mientras usa un lenguaje chabacano y pirotécnico como la mejor espada del grupo Clarín.  El otro es un atildado constitucionalista de hablar pausado y que “casualmente” sus posiciones  siempre coinciden con los intereses del principal grupo de medios del país. 
Jorge Lanata ha expresado reiteradamente que “este país es una mierda”. Textualmente el 29 de mayo dijo: Creo que somos un país de mierda, creo que estamos repleto de gente de mierda, que se calla la boca.” Con relación a la colocación del satélite de comunicaciones que ha elevado la autoestima nacional, escribió en Clarín del 25 de octubre: “(Es) una especie de boleadora made in China”


Arturo Jauretche en su “Manual de Zonceras Criollas” (Editorial Peña Lillo, cuarta edición, de junio 1969), numera como zoncera 13 a “Este país de mierda”. Ahí escribe: “Al tilingo la mierda no se le cae de la boca ante la menor dificultad o desagrado que les causa el país como es. Pero hay que tener cierta comprensión para ese tilingo porque es el fruto de una educación cuya base está en la autodenigración como zoncera sistematizada. Así cuando algo no ocurre según sus aspiraciones reacciona, conforme a las zonceras que le han enseñado, con esta zoncera también peyorativa. La autodenigración se vale frecuentemente de una tabla comparativa referida al resto del mundo y en la cual cada cotejo se hace en relación a lo mejor que se ha visto o leído de otro lado y descartando lo peor.”
Lanata tenía 8 años cuando Jauretche publicó este libro y murió, de puro patriota que era, el 25 de mayo de 1974. Pero su descripción del tilingo parece escrita hoy, al observar los posicionamientos y actitudes de Lanata, quien contrariado con la oposición política a la que permanentemente alienta y le pone el micrófono sin preguntas embarazosas, estalló: "¿Saben qué, Macri, Scioli, Massa, Altamira, Binner, Carrió, etc?  No sirven para una mierda. No sirven absolutamente para una mierda. ….Toda la oposición junta no junta un balde de bosta.”

Preocupada porque el gobierno dejará como su peor herencia a “la grieta” que él, si existe, día a día la ensancha, se olvida, como de tantas otras convenientes amnesias voluntarias que padece, que usó reiteradas veces ese conceptoen diferente épocas, según informa el periodista Eduardo Blaustein en su libro “Las locuras del Rey Jorge” con el subtítulo “ 1983-2014 Periodismo, Política y Poder. El ascenso al trono de Jorge Lanata”, página 85: “En 2013 uno de los tantos editoriales de George, o uno de los que más broncas generó dentro del kirchnerismo, fue el que se apoyó en la idea de “la grieta”. Pues bien “la grieta” viene de lejos. Escribió sobre ella por primera vez en Página 12 del 5 de diciembre de 1988 para aludir a la brecha entre el poder civil y militar. Usó “la grieta” como título el 16 de abril de 1989 para hablar del referéndum en Uruguay sobre la amnistía. Volvió a titular “ La grieta” en el diario Perfil, el 26 de marzo del 2006”, que se refiere a la que dejó la dictadura establishment – militar y que lo hace con una cita inicial del libro de Jacobo Timerman “Preso sin nombre, celda sin número”:
 —“Si exterminamos a todos, habrá miedo por varias generaciones.
—¿Qué quiere decir todos?— Le pregunta Timerman.
—Todos... unos veinte mil. Y además a sus familiares. Hay que borrarlos a ellos y a quienes puedan llegar a acordarse de sus nombres.
—Eso es lo que intentó Hitler con su política de Noche y Niebla – contesta Timerman.
Ante lo cual Camps responde:—Hitler perdió la guerra.  Nosotros la ganaremos.”
“LA PALOMA” DANIEL SABSAY

 El coloquio anual de IDEA fue el escenario  propicio para que el calmo abogado paloma se convirtiera en un halcón ante un público que aprobó con entusiasmo su discurso. Un auditorio de empresarios a los que le ha ido muy, pero muy bien, en la última década. La colonización ideológica los lleva, una vez superada su etapa de cobardía inicial, a que lo simbólico lo perturbe más que los beneficios económicos obtenidos

 Al criticar el proyecto para el nuevo Código Procesal Penal el constitucionalista pidió: "Esta señora nos habló como profesora de Derecho, pero dijo varias barbaridades y ahora dudo que sea abogada, ahora quiero que me muestre el título". Ese reclamo exaltado lo solicitó dos veces. Si el constitucionalista frecuentara lecturas de gente cercana a su pensamiento, como la periodista Laura Di Marco, que trabaja en el diario “La Nación”, autora de una biografía muy crítica de la Presidenta con el título “Cristina Fernández. La verdadera historia” escribió ( Página 148), hubiera podido obtener una respuesta a su inquietud. Ahí se puede leer: “En el marco de la investigación para este libro, se accedió a su matrícula de abogada a través de fuentes de la Asociación de Abogados de Rio Gallegos. Así, Cristina figura en el padrón de letrados de la Justicia de Santa Cruz, con la matrícula 10.433.615, inscripta el 12 de febrero de 1980 (tomo II, folio 160). También existe una inscripción ante la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia el 7 de octubre de 1985 (tomo 57, folio 322)”
Con relación a otras desmesuras de Sabsay, merecen destacarse: “Con el Código Procesal Penal están buscando impunidad.” El diputado radical y penalista Ricardo Gil Lavedra, ex Ministro de Justicia del gobierno de la Alianza, afirmó ( Página 12, 22 de octubre) : “ No veo de qué manera eso pueda ocurrir, porque son reglas de procedimiento y no de fondo. Además las reformas no tocan la prescripción de los delitos. Continuó el constitucionalista: “Viene un cambio de régimen. No estamos en democracia. Es un sistema autoritario. Para salir hay que hacer como hizo Portugal después de un tiempo tan largo de su falangismo, como hizo Francia después de la Segunda Guerra Mundial, como hizo Alemania, es decir todos se tienen que unir para hacer un gobierno de coalición…Cumplir la ley, combatir la corrupción, separación de poderes, restablecer la libertad de expresión, poner coto al capitalismo de amigos.” Más  adelante exhortó: “No a la cultura del odio. Reinserción en el mundo.”
A la Procuradora General Gils Carbó, la calificó como  “la encubridora general”.
Previamente había dicho que el axioma amigo-enemigo es Goebbels puro, expresión que en reiteradas ocasiones usó Lanata en sus discursos radiales y televisivos. Con relación al Canciller Héctor Timerman dijo: "Estoy avergonzado del canciller que tenemos, es un traidor a su esencia. Un ser indigno que fue a negociar con un tipo como Mahmud Ahmadineyad que negaba el Holocausto, lo digo como judío, me da vergüenza. No lo tendríamos que dejar entrar a ningún lado a ese sátrapa. Este atorrante se sentó con quien niega el Holocausto.”
“Un hombre de derecho impoluto” como Daniel Sabsay, debería saber que es posible pero está lejos de constituir  una  certeza que haya sido Irán el autor del atentado, acusación basada en una “investigación” donde quedaron procesados el juez Galeano que la realizó y los fiscales Muller y Barbacchia, donde aún hoy no existe ninguna seguridad sobre la existencia del coche bomba, con imputados perejiles que luego quedaron en libertad, donde se le pagó a un imputado, hecho que fue grabado y pasado por televisión, donde se destruyeron y plantaron pruebas falsas por parte de la policía y los servicios de inteligencia locales y extranjeros, donde no se avanza sobre el encubrimiento local, no se descubrió un solo cómplice en el país; pero sí sabría con certeza lo que se habría tramado a 13.778  kilómetros de distancia, donde el fiscal Nisman que participó y continuó con la investigación impugnada, recibe indicaciones en reiteradas ocasiones de la Embajada Norteamericana sobre lo que hay que investigar ( Irán) y lo que hay que relegar (el encubrimiento local), como quedó reflejado en los wikileaks,  el haber desechado  la pista siria y así hasta el infinito.
Por si no se enteró Sabsay, le recuerdo: “Los funcionarios estadounidenses de la embajada le dijeron a Nisman que se dejara de embromar con la llamada “pista siria”. Señala el cable diplomático: “.....Al advertir el malestar de los diplomáticos estadounidenses por el pedido de captura de Menem, Nisman les aseguró que no iba a insistir con sus averiguaciones acerca de la “conexión local”. Dijo que le había entregado esa investigación al juez Lijo y que de ahora en más se dedicaría a seguir la recomendación que le habían hecho los funcionarios de los Estados Unidos. Escribió Wayne (el embajador): “Nisman aseguró que ya no tendría ningún rol en ese aspecto del caso (la investigación de la conexión local) y que continuaría enfocado a descubrir nuevas pistas y fortalecer las pruebas contra los iraníes” (Paginas  38 y 39 de ArgenLeaks. Los cables de Wikileaks sobre La Argentina de la A a la Z de Santiago O`Donnell). A su vez, del mismo autor en su  libro siguiente “PolitiLeaks”, escribió: “Los cables muestran que el gobierno de los Estados Unidos impulsó y alentó la investigación de los sospechosos iraníes acusados de haber cometido el atentado que en  1994 mató a 85 personas. Distintos funcionarios estadounidenses mantuvieron contactos con el fiscal encargado de llevar adelante la investigación, Alberto Nisman. En esos encuentros, los estadounidenses dejaron en claro que no dudaban de la culpabilidad de los iraníes acusados  por la fiscalía, e insistieron que Nisman dejara de lado  la “pista siria” y la “conexión local”, por considerar que esas pistas podían debilitar el “caso internacional” en contra de los acusados iraníes” ( Páginas 259 y 260).  Tal vez Sabsay  considera que estas instrucciones de una potencia extranjera a un Fiscal de la Nación es una forma de estar integrado al mundo.



Entrevistado por Página 12 ( 26-10-2014) Sabsay avanzó en su desmesura: Esto es igual a lo que se hizo con la Unión Soviética o el nazismo”. Esta banalización del holocausto me resulta indignante como judío. Le pediría a Sabsay  que realice una visita guiada a Auschwitz. Y si actualmente estamos padeciendo un régimen nazi, no sé cómo el constitucionalista definiría el oprobio criminal padecido a partir del 24 de marzo de 1976.


 DESMESURAS DE “LAS PALOMAS”



Oyendo, viendo o leyendo a Lanata y Sabsay, hablando del odio, de la grieta, envuelto en un supuesto discurso de ondas de amor y paz, parece pertinente recordar la canción que solía interpretar Nacha Guevara llamada “La canción del odio”, que refleja este lenguaje hipócrita:
Guerra, sangre, odio en derredor
Cuándo encontraremos
dónde está el amor.
Libertad, igualdad, y fraternidad
es lo que buscamos.
Por eso, tomados de la mano,
con el odio acabaremos.
Ese es nuestro credo.
Basta de violencia, de egoísmo, de indecencia.
No esperemos a mañana.
Cuando antes comencemos
Con el odio acabaremos.
Ese es nuestro credo.
Basta de violencia, de egoísmo, de indecencia.
No esperemos a mañana.
    Cuando antes comencemos
 Con el odio acabaremos
                                                        Con el odio acabaremos.
                                                        Con el pie lo aplastaremos.
                                                        Luchemos por el día
                                                        en que el amor por fin sonría.
                                                        Emprendamos el camino.
                                                        Cuando antes comencemos
                                                        Con el odio acabaremos.
   Con el odio acabaremos.
 Qué paliza le daremos.
    No te gusta que te pegue,
               entonces ¡muere, muere, muere!
        Para ver lo que han comido
 la barriga le abriremos.
   Con el odio acabaremos.
   Con el odio acabaremos.
   La picana le pondremos
  Y, si llora o si se queja,
   le arrancamos las orejas
    Con el odio acabaremos.
        En un monte lo pondremos.
Allí la multitud
lo clavará en una cruz
y, cuando pida agua,
vinagre le daremos.
Con el odio acabaremos.
Con el odio acabaremos.
  Algún nazi encontraremos
    que le ponga una inyección
  que lo convierta en jabón
Con el odio acabaremos.
Y por si esto fuera poco
le refregaremos bien la cara con sus mocos.
Con el odio acabaremos.
Una bomba le pondremos.
Cuatro tiros, seis granadas,
diez misiles y un torpedo.
La lengua le arrancaremos
y los dientes venderemos.
Con el odio acabaremos.
.


26-10-2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada