26 marzo 2014

        DIOS LOS CRÍA Y EL KIRCHNERISMO …

“Gracias muchachos por la llamada. La paso muy bien con ustedes” afirmó el periodista y escritor que maneja con solvencia la ironía.
“¡Gracias viejo!” contestó el ingenioso periodista conductor del programa radial que detenta un humor de estudiantina secundaria.
Este diálogo amable y hasta empalagoso hubiera sido difícil de imaginar en los primeros años de los noventa.
Ambos jugaban de invitados en el programa “Hora Clave”, el histórico programa de Mariano Grondona, que posaba por entonces de “renovado” y equidistante, llevando su falso equilibrio al paroxismo de sentar  en un programa como interlocutores válidos a un torturador y un torturado.    
Uno era un progresista, director de un original diario de centro izquierda llamado Página 12. El otro
había dejado provisoriamente sus dos profesiones y era embajador en la UNESCO del gobierno de Carlos Menem a quien defendía  y defiende con el entusiasmo de una juventud que ha dejado atrás.
El diplomático, con su estilo acartonado, ridiculizaba al periodista y lo ponía incómodo preguntándole por la costosa campera que exhibía, mientras ironizaba sobre sus denuncias.











Jorge Lanata no lo olvidó. Por eso cuando en el 2004 tuvo que prologar el libro “Vale Todo. Biografía no autorizada de Daniel Hadad”, de dos periodistas que por entonces le eran muy cercanos como Romina Manguel y Javier Romero escribió:  “Daniel Hadad, Raúl Moneta, Bernardo Neustad, Gerardo Sofovich, Jorge Asís, fueron los Astiz del menemismo: los miembros de  los grupos de tareas que tuvieron a su cargo el trabajo sucio dentro de los medios….”


Hace unos años, en su visitado  portal “Jorge Asís Digital” denunció a Boudou,  dos años antes que lo tomara el empleado mejor pago de Clarín. Se trataba  del caso Ciccone que Lanata propulsó cuando debutó en Radio Mitre.
Extraña paradoja. El gobierno de Carlos Menem los enfrentó y el poderoso ego de ambos hizo el resto. Jorge Asís era un proscripto de Clarín desde que publicara “El diario La Argentina”, historia novelada de las internas del diario, de sus dueños y directivos jerárquicos. Jorge Lanata se había ido, según su testimonio, de Página 12 en 1994,  porque lo había comprado Clarín.
El kirchnerismo le permitió acortar distancias y colocarse en la misma vereda. Hasta Clarín indultó a Asís debido que su acérrima animadversión al kirchnerismo le era funcional,  y para librar su guerra contra el gobierno contrató a su antiguo denunciante.
Ahora los tres, Lanata, Asís y Clarín viven un romance.
Asís  elogia las denuncias de Lanata.
El showman,  intercambia elogios con el que fue un brevísimo Secretario de Cultura de Carlos Menem. 


Volvamos al inicio. El escenario es Radio Mitre. El programa “Lanata sin Filtro”. Ahí al periodista militante, cambiado física e ideológicamente con relación al de dos décadas atrás, junto a su equipo, podría caberle lo que en el 2004 el conductor radial decía de Asís, en forma ligera y distorsionada, cambiando ahora el destinatario,  (Menem por el medio hegemónico): “Los Astiz del Clarín”, “…los miembros de  los grupos de tareas que tuvieron a su cargo el trabajo sucio dentro de los medios….”
El viernes 8 de marzo se dio el diálogo que encabeza esta nota y no es la primera vez:  
“Gracias muchachos por la llamada. La paso muy bien con ustedes” afirmó Jorge Asís; “¡Gracias viejo!” contestó Jorge Lanata conductor del programa radial que detenta un humor de estudiantina secundaria.
Y fueron a la tanda publicitaria.
Demostrando aquél viejo dicho popular: Dios los cría ….y en este caso el kirchnerismo los amontona.   


19-03-2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada