03 noviembre 2012

ENTRE EL 8 N Y EL 7 D



Mientras la oposición prepara 67 años después, la reproducción de una nueva “Marcha por la Constitución y la Libertad” que se realizara el 19 de septiembre de 1945, el gobierno elabora un golpe duro contra el principal grupo mediático que  ha advertido que no presentará el plan de adecuación a la ley que vence el 7 de diciembre. La estrategia del grupo parece clara: que el gobierno aplique la ley,  para así adoptar el papel de víctima, denunciar que ha muerto la libertad en la Argentina y que ya no hay diferencias entre nuestro país  y Venezuela. Producir un ruido internacional intenso, con los organismos empresariales como ADEPA y la SIP.  Vuelven a cobrar actualidad las palabras del dirigente radical César “el Chacho” Jarolavsky, fallecido en el 2002, quien afirmaba: “Clarín ataca como un partido político y se defiende con la libertad de prensa.”
El 8N es la jugada preparada para erosionar al gobierno y acotar políticamente el 7D. Está siendo minuciosamente preparado por blogueros que concretaron la exitosa manifestación de las cacerolas del  13 de septiembre. Pero detrás y junto a ellos, están como en la manifestación anterior las patrullas del PRO, del peronismo residual, de la Coalición Cívica, de Francisco de Narváez, y del partido unipersonal de Patricia Bullrich. Pero coordinando y poniendo toda su estructura, están el multimedio y sus socios ideológicos como La Nación y Perfil.
Los blogueros han salido del anonimato sin rostro y se han encandilado con las luces de la repercusión mediática. Según el bisemanario Perfil del 7 de octubre: “Prefieren decir que no son “organizadores” para evitar rispideces con aquellos que convocan pero mantienen un perfil bajo. Dicen que el fenómeno “no tiene líderes” y que ellos sólo son “responsables de canalizar la comunicación”. Lo cierto, sin embargo, es que administran las páginas de internet o grupos de Facebook que se volvieron lugar de referencia de los manifestantes.
Mariana Torres, Marcelo Morán, Marcelo Bustos, Yamil Santoro, Jorge Sonnante y Luciano Bugallo se conocieron por las redes sociales o directamente en la calle, cacerola en mano, en las primeras manifestaciones de mediados de año. Así comenzaron a tender puentes y a “estar siempre en contacto”……Torres y Morán administran tres páginas de Facebook. La más conocida es “El anti K” que tiene más de cuarenta mil adherentes. Se conocieron hace tres años, cuando ella adhirió a la página “No a la renuncia de  Julio Cobos” que él había creado y desde entonces son pareja. Ella contadora de Ituzaingó, él, abogado de San Miguel……..A todos les cuesta encontrar aspectos positivos del Gobierno……A la hora de reclamar enumeran: respeto de la República y las instituciones, lucha contra la corrupción, mayor libertad (“tanto de los ciudadanos como de los medios”) rechazo a la  reforma constitucional y a la re-re….. Bugallo proviene de una familia agropecuaria de la localidad bonaerense de Ascensión, cerca de Junín, se “despertó” en el 2008, durante el conflicto con el campo. Se lo vincula al PRO……..  Dudo que no estemos en una dictadura, dice Morán. Técnicamente, dictadura es todo gobierno que está por encima de las leyes, y en esa acepción es una dictadura” asiente Santoro. Él es el único que ya incursionó en el mundo partidario. Primero en el Federal Republicano y después en el Liberal Libertario, incluso viajó a Venezuela a apoyar a Capriles. Se hizo famoso por quedarse en calzones en la Plaza de Mayo el 13 S. Es de Lugano y trabaja como maestro integrador en un colegio judío ortodoxo…………Tres de los seis entrevistados reconocieron que en las elecciones del año pasado votaron por la candidata de la Coalición Cívica…” En La Nación del 14 de octubre se dan más datos de Lucho Bugallo, de 31 años “es un lazo clave de los caceroleros con dirigentes de la oposición. En Ascensión estaba en Federación Agraria y cuando se instaló en Buenos Aires se sumó al Ateneo de la Sociedad Rural. …Colabora en “El Cipayo”, página que es una de las referentes……Todos los administradores consultados coincidieron en que nadie aglutina como Jorge Lanata”


La revista satírica Barcelona con su descarnada ironía titula el 2 de noviembre: “La gesta republicana de los apolíticos de la causa nacional. EL SOL DEL 8 N VIENE ASOMANDO. Cómo será el país que amanecerá el 9 de noviembre. Sin Afip. Sin subsidios a mujeres que se hacen embarazar. Sin persecución al dólar. Sin ataque a los Fondos Buitre. Sin canal 7. Sin derechos humanos para los delincuentes. Sin negocios con Angola. Y, sobre todo, sin confrontación. Las claves de una nueva Argentina sin política ni embestidas contra los monopolios independientes”.

SOBRE LOS REFERENTES DE LOS BLOGUEROS


De Elisa Carrió no puede agregarse mucho a su inmolación electoral fruto de sus infundados pronósticos apocalípticos y su defensa incondicional de los monopolios. Desde el 1,8% de los votos obtenidos, después de haber alcanzado el 23%, en su casa de TN, expresó el 31 de octubre en una versión concnetrada: Estamos en el comienzo claro de una dictadura, sin ninguna posibilidad de error. Hay un atropello del Poder Judicial de la Nación de una forma nunca vista….Hay actos de fuerza. Vamos a un acto de fuerza el 7 de diciembre. Les pido a los jueces que resistan. Que el pueblo lo va a acompañar el 8 de noviembre. Que resistan en su dignidad, en su independencia, en el Poder Judicial, que no le tengan miedo, miren como estoy yo….la sociedad se compró el relato del gobierno acerca de mi persona, saqué el 1,8% pero tengo una autoridad moral absoluta…no va a haber libertad de expresión…..el voto joven es para que la Cámpora entre oficialmente a la escuela secundaria…es la entrada de la droga a las escuelas secundarias….
El 8 de noviembre yo no voy a estar pero todo el pueblo debe salir a defender la República, la dignidad y la libertad, sin violencia, sin miedo, no nos puede pasar nada porque si pasa algo la culpa es de Cristina Kirchner. Hace cinco años que vengo diciendo, VIENE LA DICTADURA Y NADIE SE DIO CUENTA. Se está construyendo el fascismo. Las dictaduras vienen así, las dictaduras nacen así, como Hitler que fue votado masivamente. Yo no digo que esta presidenta es Hitler porque es demasiada torpe para ser Hitler Da asco institucional la Señora Presidente. Hoy va por todo. La pregunta que me hago es ¿ No va por ella misma también?  No hay libertad posible con una banda de ladrones y fascistas. El 7 D es un acto de fuerza… No confío en la Suprema Corte….Salvo a Fayt y pongo las manos en el fuego por Carmen Argibay. Le tuve una gran paciencia a la Presidenta porque creía que su marido era un golpeador……Resistan los jueces que van a ser los héroes de la Nación….Van a destruir la libertad de expresión. Ella no resiste que hablen mal de ella….Créanme que si no salimos a la calle (el 8 de noviembre) vamos a sufrir mucho…. Salvemos a la Argentina de la indecencia….Hay una esperanza, no se depriman….Perdonen, yo le tengo que hablar así al pueblo…Soy reconocida en todo el mundo, menos acá……”
Jorge Lanata es la versión Carrió en envase periodístico, con un viraje político similar a la ex líder de la Coalición Cívica a quien el teclado irónico de Jorge Asís caracterizó como “Nuestra Gioconda pintada por Botero”.  El periodista que se enorgullece de su lenguaje escatológico, se ha convertido en un puteador serial con lo que reemplaza su ausencia de argumentaciones. La diputada Gabriela Cerruti se permitió dudar de la verosimilitud de su relato sobre lo ocurrido en Venezuela,  el periodista Reynaldo Sietecase lo redujo a un hecho menor y la periodista Cynthia García dio otra versión de los hechos. Ofuscado, en dos oportunidades hizo referencias a presuntas relaciones sexuales de Gabriela con Menem y su círculo y luego se permitió nuevamente la bajeza de pedirle que contara cómo era Menem en la cama. A su ex amigo y compañero Sietecase le dijo que era un tipo de mierda. A Cynthia la ninguneó como profesional y también la incluyó en la adjetivación que recibió Reynaldo. Cerruti le contestó en una medulosa nota en “Tiempo Argentino” donde entre otras cosas dijo: Tratar de puta a la mujer que no se puede controlar es el postulado básico de la violencia de género. Aunque sea moneda corriente en nuestra sociedad insultarnos cobardemente con cosas que jamás le dirían a un varón, soy una militante de los derechos de la mujer y no voy a naturalizarlo. De ese punto, señor Lanata, hablaremos en tribunales cuando deba dar cuentas por injurias agravadas por violencia de género. No voy a responder en su lenguaje, aunque podría escribir un libro con anécdotas que todos conocemos y que lo han llevado hoy a que ninguno de los periodistas, productores o asistentes que formaron alguna vez parte de sus equipos de trabajo, quiera ya estar a su lado. Ninguno. Ni los que lo acompañaron en sus espasmódicos éxitos radiales o televisivos, ni los que abandonó en sus emprendimientos como XXI o Crítica, a los que desamparó en menos de dos años, sin indemnización y después de haberlos hecho renunciar, en muchos casos, a trabajos de toda la vida. Ninguno, a pesar de que ahora no sólo promete gloria sino también dinero y fama.
El punto no son las vidas y las frustraciones personales, cada uno a vivir a su manera y a resolver como pueda sus desafíos. El punto es que es una manera de hacer periodismo, de concebir el periodismo, y de concebir por lo tanto también la cosa pública en el país.
Durante el último año, amigos, colegas, gente en la calle, me han preguntado reiteradamente “¿Qué le pasó a Lanata? ¿Por qué cambió tanto?” Lamento desilusionarlos. Jorge Lanata no cambió nada. Siempre corrió detrás del dinero, las aventuras fáciles y la fama. Hoy, solamente, consiguió que eso se lo diera el grupo Magnetto y se convirtió así en su rehén. Un rehén inescrupuloso, que hace los deberes hasta la sobreactuación….El eje de ese periodismo es la banalización de la política; la construcción mediática de la antipolítica no como instrumento de cambio sino sencillamente como fórmula desestabilizadora de los gobiernos elegidos democráticamente. No importa si es desde el Maipo, la casa de Magnetto o el aeropuerto de Caracas: lo que importa es banalizar todo, igualar lo frívolo con lo profundo, indignarse por una cartera como si estuviéramos debatiendo la deuda externa. Según él, había que convencer a María Julia Alsogaray para que viniera a la fiesta de los tres años de Página/12 en el Hotel Alvear porque nos daba glamour y nos ayudaba a vender en Barrio Norte. ¿Qué importaba si mientras tanto entregaba la telefonía nacional? Era un personaje simpático. ¿A quién le importa que Cristina haya estatizado YPF? Lo que importa es cuánto cuesta la suite presidencial del hotel de Nueva York.”
Cynthia reafirmó su versión por radio y televisión y Sietecase le contestó desde su blog y radio, bajo el título MIERDA : “Escribo ésto por la cantidad de mensajes que quieren que responda al nuevo insulto de Jorge Lanata. Como suele ocurrir en las redes sociales, la mayoría quiere sangre. Es muy impresionante las cosas que se dicen en internet: te dicen genio con la misma facilidad con la que te amenazan de muerte. No voy a contribuir a esa lógica perversa. Este post tiene intención aclaratoria.
Hace rato que pido que discutamos ideas y argumentos. Respeto a Lanata, además tenemos una historia en común y yo no me olvido. Hace años que estamos viendo de manera diferente lo que ocurre en el país y en Latinoamérica. ¿Y cuál es el problema? Creo que Jorge utiliza, equivocadamente, el método que dice condenar: la descalificación. Todo aquel que no piensa como él es una mierda. Ahora resulta que soy una mierda porque dije que lo que le pasó en Caracas me parecía un incidente menor y que había sido potenciado por la pelea entre el gobierno y el Grupo Clarín. Lo sigo pensando: fue un hecho desagradable, improcedente, prepotente y repudiable, pero por fortuna, pudieron tomar el avión y ya está haciendo sus programas. Como pudo hacerlo en la capital venezolana……”
La periodista María O` Donnell, que admira a Lanata y trabajó en diversos emprendimientos con él, se manifestó indignada con la descalificación a Cerutti para la cual trabajó como investigadora para el libro “El Jefe”. Afirmó categóricamente en su programa en Radio Continental que lo expresado por Lanata es falso. 

ENTRE EL 8 N Y EL 7 D


El director de la Editorial Perfil, en su columna del 27 de octubre escribió acerca del 8 N: “Dentro de dos jueves habrá mucha gente protestando. Probablemente, más que en todas las otras movilizaciones anti K y más que nunca antes contra ningún otro gobierno. Pero quienes participarán no se sienten motivados por ningún candidato opositor ……Hace un año los argentinos prefirieron lo conocido antes que lo mejor por conocer. El futuro es impredecible”
A la frase de Jorge Fontevecchia subrayada, podría aplicarse aquella de Sartre:Como todo soñador confundí mi desencanto con la verdad”, aunque el escriba esté lejos de ser un soñador y muy cerca de un empresario sólo interesado en el cuadro de resultados de sus balances.
Como dijimos en la nota “Manifestaciones Antagónicas”: Está claro que es una pulseada trasladada a las calles, que el gobierno haría muy mal en subestimar. De la ingenuidad y falta de prevención que se exhibió en la presencia de Cristina Kirchner en dos universidades norteamericanas, o con la Fragata Libertad, se supone que el oficialismo sacó debida nota.
Si no se hará realidad la frase de Mark Twain: “El 28 de diciembre nos recuerda lo que somos los 364 días restantes”
Es factible que la derrota de la oposición en Venezuela haya jugado en contra de la movilización convocada por Moyano, Micheli, Buzzi y otros, por su composición social cercana al gobierno, y en cambio incentivará la del 8 de noviembre como promotora de “una gesta” cacerolera que obstaculice el camino hacia una Argentina Chavista  .
Con relación al 7 D y su verdadero significado, el ensayista Alejandro Horowicz, ha puesto blanco sobre negro con envidiable precisión: “¿Usted cree que está en riesgo la libertad de expresión en la Argentina en esta puja gobierno-Clarín?", preguntó a Elena Higthon de Nolasco el periodista: "No, no creo que esté en riesgo la libertad de expresión, y francamente la libertad de expresión no está mencionada en el expediente ni en nuestra resolución; se mencionan otros derechos, pero no la libertad de expresión. La respuesta de la vicepresidenta de la Corte Suprema en la entrevista publicada por Perfil, ubica todas las piezas. Un debate sobre limitaciones del derecho de propiedad, regulado como cualquier derecho por ley que en última instancia interpreta la Corte, sólo puede poner en riesgo alguna libertad si la propiedad fuera un derecho absoluto. Si no hubiera ningún bien superior a tutelar (por ejemplo, la vida); y la propiedad alcanza ese rango cuando rige el estado de excepción, cuando la ley queda en suspenso y el derecho del más fuerte es el único derecho vigente: 1976, para ser históricamente precisos. Quien haya echado una mirada rápida al último spot televisivo donde el Grupo Clarín argumenta implícitamente contra el gobierno, habrá verificado que no debate con la resolución basada en la Ley de Medios. En un spot anterior se ocupaba de subrayar que el grupo cumplía estrictamente con esa ley. Ahora convoca sibilinamente a incumplirla dado que los únicos derechos aceptables, en esa tendenciosa lectura, son los de comprar y vender. El grupo vende "productos" y los compradores tienen "derecho" a no comprarlos o, si son gratuitos, a cambiar de canal. Basta que alguien esté dispuesto a pagarlos para que Clarín tenga absoluto derecho a comercializarlos, y punto.
Desde ese abordaje, la vida reduce toda su complejidad al horizonte del Código de Comercio, y la política es un fastidio que interfiere en el libre juego entre la oferta y la demanda. La política no puede ni debe ser, para Clarín, otra cosa que la continuación de los negocios por otros medios, y quien impida un negocio atenta contra su propietario; por tanto evitar semejante escándalo jurídico justifica incumplir la Ley de Medios o cualquier otra.”
Un fin de año que se desliza entre el 8N y el 7D. Hay vida antes y después de esas fechas.
Unos levantan la bandera de sus intereses económicos envueltos en falsos principios constitucionales y otros en el mejoramiento de la calidad informativa cuyo marco es la vigencia de una ley. Pero la ley es sólo un marco. El contenido y su vigencia la debe garantizar el pueblo, exigiendo su aplicación integral a todos, limitando las tendencias hegemónicas que no solo anidan y acechan en el presente sino también en el futuro.  
2-11-2012
Todos los derechos reservados. Hugo Presman. Para publicar citar fuente. 

imprimir página

2 comentarios:

  1. Muy buena nota, interesante.
    Mucha gente, como yo, esta buscando opiniones lo menos sesgadas posible. Seguí asi!

    ResponderEliminar